Abren expediente sancionador a las clínicas Pascual por publicidad engañosa

Clínica Blanca Paloma, situada en la barriada de La Orden. (Julián Pérez)

Clínica Blanca Paloma, situada en la barriada de La Orden. (Julián Pérez)

El consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Aquilino Alonso, ha explicado este jueves en el Parlamento que la Inspección de Servicios Sanitarios visitó las clínicas de la empresa Pascual en Cádiz, Huelva (Clínica Blanca Paloma) y Málaga, y verificó la existencia y contenido de carteles con publicidad engañosa, dando cuenta a las delegaciones territoriales del resultado de su inspección con la propuesta de apertura de procedimiento sancionador, independientemente de otras acciones que se pudieran adoptar.

Por su parte, y en respuesta a una pregunta formulada al respecto en el Pleno por el diputado de IU José Antonio Castro, ha indicado que la Inspección de Consumo también realizó inspección, así como requerimiento para la retirada de la campaña, siendo su incumplimiento motivo de sanción administrativa.

Alonso ha relatado que desde el primer momento en el que la Consejería tuvo conocimiento de la publicidad que iba a realizar clínicas Pascual, “se pusieron en marcha los mecanismos de control e inspección con los que cuenta la Administración andaluza”.

Por otra parte, ha explicado que el Juzgado de Instrucción número 15 de Sevilla ha dictado auto de incoación de diligencias previas y ha elevado la causa al Ministerio Fiscal para la denuncia penal que el Servicio Andaluz de Salud (SAS), presentó el pasado 21 de marzo contra la empresa Pascual por un presunto delito de publicidad engañosa, un delito previsto y penado en el artículo 282 del vigente Código Penal.

En el Parlamento, el consejero ha defendido que su departamento “actuó con la máxima celeridad y diligencia, al tratarse presuntamente de un delito tipificado y penado en nuestro ordenamiento jurídico”.

Castro, por su parte, ha afirmado que “Pascual es mucho Pascual” porque “todo el monte es orégano para ellos”. “Hemos vivido de las declaraciones fervorosas para ver cómo íbamos a ir laminando casi el monopolio que tienen en la provincia de Cádiz, y lo que estamos viendo es que ya el plan imperialista rebasa fronteras de provincia y en Málaga nos comen, ellos y otras”.

Por tanto, el diputado de IU pide a Alonso “contundencia” y que “no dejen solo en manos del Juzgado de Instrucción número 15 de Sevilla la denuncia”, sino que “hay que contrainformar a los usuarios de la pública”, porque “no podemos denunciar y estar callados”. “Un poco de proactividad, no solo que los letrados pongan esa denuncia”, concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *