Jornada de Internacionalización de Empresas

JornadaDesde un punto de vista eminentemente práctico, el despacho Montero&Aramburu Abogados ha instruido a empresarios onubenses en el proceso de internacionalización de un proyecto empresarial, abordando la problemática habitual que, en materia de contratación internacional, derecho societario, fiscal y laboral, han de enfrentar las compañías. Así, el tiempo, la estructura de inversión y la seguridad jurídica se configuran como factores clave para iniciar con garantías dicho proceso.

El director del Departamento de Fiscalidad Internacional del despacho, Jorge Sánchez; y los abogados senior de los departamentos de Derecho Laboral y Mercantil, Esperanza Alcaraz y Juan Manuel Martínez, respectivamente, han sido los encargados de ofrecer las claves necesarias en la jornada ‘Internacionalización de Empresas’, celebrada esta mañana en la sede de la Federación Onubense de Empresarios (FOE).

En diciembre del pasado año las exportaciones se incrementaron un 4,3 % hasta alcanzar los 250.241 millones de euros. En el caso andaluz, fue el sector agroalimentario el principal objeto de estas exportaciones, lo que en Huelva se tradujo en un volumen de negocio de 818,7 millones de euros; unas cifras que demuestran el peso actual de la internacionalización empresarial.

Así, tras contextualizar su importancia, la jornada ha arrancado con la identificación de los aspectos mercantiles de la estructuración jurídica de la inversión, la cual se divide en dos fases: la concepción y planificación, y la implementación en el país de destino para, después, repasar las fórmulas contractuales jurídicas desde el punto de vista mercantil.

En este sentido, Juan Manuel Martínez ha identificado a los contratos de distancia o de agencia con operadores locales como fórmula más habitual en un primer nivel de internacionalización, al tiempo que ha detallado las diferencias entre uno y otro tipo de contrato. En una segunda fase, se encuentra la constitución de una filial y lo que se conoce como joint venture: alianza comercial con un operador local a través de una sociedad conjunta; y a un nivel superior, la adquisición de empresas en el exterior, “un proceso muy complejo que requiere de un buen asesoramiento desde el principio”, y el contrato de sociedad o sucursal por el que se constituye una nueva empresa localmente.

Las cuestiones más relevantes a tener en cuenta a la hora de diseñar jurídicamente la estructura de inversión y configurar la modalidad contractual a seguir, la importancia de una correcta planificación para obtener seguridad jurídica y evitar contingencias legales y fiscales o las principales cuestiones de índole laboral y de Seguridad Social en los supuestos de desplazamientos de trabajadores al servicio de empresas españolas en el extranjero han sido otros de los temas tratados en la jornada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *