El PP lamenta que Fomento no ponga fecha a la entrega de las casas de Santa Lucía

Guillermo García Longoria PPEl Partido Popular de Huelva ha lamentado este miércoles que el consejero de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, Felipe López, haya eludido poner fecha para la entrega de viviendas a los vecinos de la barriada onubense de Santa Lucía. Así lo ha indicado el parlamentario del PP, Guillermo García Longoria, que ha criticado que el consejero se niegue a decirle a los vecinos “cuándo van a tener sus casas y cuando le va a dar sus llaves”.

Como ha explicado el parlamentario andaluz del PP “los vecinos están cansados de no tener respuestas y desesperados porque el último plazo, que correspondía a marzo, se lo creyeron y muchos de ellos tienen sus muebles guardados, a la espera de la mudanza”.

Para el PP, “la Junta de Andalucía estropea lo que comienza bien. No es capaz de hacerlo cien por cien bien y siempre pagamos los onubenses”. “Lamentablemente hay personas que han muerto esperando su casa, a pesar de tenerla ya adjudicadas y esperando sus llaves por los reiterados incumplimientos ya que desde octubre de 2013 están finalizadas estas viviendas”, ha agregado García Longoria.

Asimismo, el PP ha pedido al Ayuntamiento de Huelva que aclare los detalles en relación al convenio a los que siempre alude la Junta. En este sentido, García Longoria ha exigido al alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, “que acelere las soluciones porque en un año de gobierno le ha dado tiempo a encontrar esas soluciones”.

Del mismo modo, el popular ha señalado que “el alcalde parece que mintió a los vecinos cuando les dijo que en marzo estarían en sus casas porque él sabe que aún eso no es posible, ya que hay que terminar de resolver el convenio suscrito entre Junta y Ayuntamiento y en eso se está trabajando”.

De esta manera ha explicado que “la Junta ha planteado distintas fórmulas que conocen los vecinos y ahora es el alcalde el que debe dar un paso hacia adelante y, en colaboración con la Junta hacer posible que de una vez por todas puedan ocupar sus viviendas”.

Mientras tanto,  el PP ha mostrado su preocupación por el deterioro de las viviendas ya terminadas desde hace dos años y que, incluso, al estar cerradas y sin habitar, han sido objeto de robos daños. De igual modo preocupa la situación de los propios vecinos ya que muchos de ellos “ante la última promesa de la Junta de Andalucía que fijaba en marzo la entrega de estas viviendas tienen sus muebles a la espera con el gasto de dinero que ello conlleva y el propio trastorno en su día día”.

También, ha insistido García Longoria, los vecinos de la zona “están viviendo actualmente en unas casas que se encuentran en muy malas condiciones, levantadas en los años 30 en un terreno inestable, de marismas, por lo que es una zona con mucha humedad”. “Como los vecinos se encuentran a la espera de mudarse a sus nuevas viviendas, no se atreven a hacer obras ni actuaciones que mejoren la situación de sus actuales domicilios, lo cual es lógico porque no van a realizar un gasto en unas viviendas de las que se van a ir”.

Así, ha indicado, que “los vecinos están desesperados y es verdad que en un principio el Ayuntamiento iba a asumir las obras de urbanización pero ante la imposibilidad económica de hacerlo, la Junta asumió su construcción y ya lleva casi dos años de obras y mientras tanto los vecinos esperando y sus casas acabadas”.

García Longoria, ha subrayado que “la gente está muy cansada, son muchos años de reivindicaciones y sienten que todo se ha utilizado políticamente y los que verdaderamente están saliendo perjudicados son los vecinos por eso queremos desde el PP un no se olvide la Junta ni un día que los vecinos siguen sin llaves y que los vecinos siguen sin casas”.

“La Junta lo único que dice es que se están ultimando los detalles pero no especifica cuáles y por eso queremos que el Parlamento deje de mentirle a estos vecinos que bastante han pasado”.

Así, ha explicado que la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), dependiente de la Consejería de Fomento y Vivienda, construyó un centenar de viviendas en Marismas del Odiel, en terrenos cedidos por el Ayuntamiento, con el programa Casa por Casa destinado a vecinos de la barriada de Santa Lucía.

Después de una larga espera, las viviendas se acabaron en octubre de 2013 pero a falta de la urbanización de la zona, que correspondía al Consistorio.

Ante la imposibilidad  municipal para ejecutarla, la Junta se comprometió a realizarla, asumiendo el coste adelantado con los fondos de 11 viviendas que se finalizarían en la fase final de las actuaciones. Las obras, tras un paréntesis a primeros de 2015, se retomaron en abril del año pasado, cuando la Junta anunció que a finales de julio se entregarían las primeras 89 viviendas. Pero no fue así y la demora continuó sin más explicaciones.

Por todo ello, ha concluido que “estos vecinos llevan casi 15 años luchando y la Junta prometió la entrega de las primeras 98 viviendas en julio de 2015 cerca de un año después aun no tienen sus casas ni sus llaves”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *