Cepsa asegura que la ampliación le permitió exportar el excedente ante la caída de demanda nacional

El director de la refinería La Rábida de Cepsa, José Antonio Agüera, ha asegurado que tras el proyecto de Ampliación de la Capacidad de Producción de Destilados Medios (ACPDM) de la refinería ‘La Rábida’, puesto en marcha en 2010, las plantas de la refinería se han mantenido a plena capacidad, exportando los excedentes, ante la caída de la demanda nacional que acarreó la crisis económica.

Agüera ha recordado que este proyecto se pone en marcha para duplicar los destilados medios (gasoil) porque “España y Europa eran deficitarias en gasoil”.

Ha remarcado que “no había capacidad de producción de gasoil suficiente”, por lo que encajaba en ese contexto la construcción de esta ampliación. Antes de la crisis había un déficit del 30 por ciento de destilados medios y tras ella, pasamos a un excedente entre el 5-10 por ciento y exceso de capacidad en Europa.

Tras señalar que la ampliación ha otorgado “flexibilidad” a la refinería, Agüera ha apuntado que ésta, “llena de tecnología, diseño, innovación y equipos eficientes” en las instalaciones, permite a Cepsa ser “más competitivos” ante otras refinerías que debido al descenso del consumo se vieron obligadas a parar. En concreto, ha señalado que en Europa han cerrado hasta 12 refinerías equivalentes en capacidad de destilación y “nosotros nos hemos mantenido en un nivel de competitividad adecuado”.

Por su parte, respecto a la situación del refino, ha explicado que la misma es “delicada” debido a que se trata de un mercado “muy competitivo y volátil”. Ha señalado que con la caída del precio del crudo, las empresas integradas en la cadena de valor del petróleo como Cepsa han soportado mejor la situación económica. Cuando los negocios de Exploración y Producción han sufrido, las áreas de Refino y marketing han mantenido un nivel “aceptable” de recursos.

De otro lado, en cuanto a las amenazas a las que se enfrenta el refino, Agüera ha indicado que en el mercado europeo no se aprecia un crecimiento de la demanda, más bien un estancamiento; aunque este año hayamos tenido un crecimiento en torno al tres por ciento en el mercado nacional, no se espera alcanzar las cuotas existentes antes de la crisis.

PESO NORMATIVO

Después de señalar que en España hay “una presión regulatoria muy por encima” de otros lugares, ha lamentado el alto precio de la energía en Europa frente a otras áreas geográficas como Estados Unidos y Oriente Medio puesto que “nos hace perder competitividad”.

Asimismo, Agüera ha señalado que el coste de energía en Europa es tres veces mayor a otros países como Estados Unidos y Oriente Medio y en España además “un 30 por ciento más que en Europa”. Por tanto, “debemos ser tres veces más competitivos y nos complica bastante”, por lo que, según ha enfatizado, “tenemos que ser  austeros y muy eficientes”.

Se trata de un mercado “muy competitivo, volátil, y en España, igualmente, el mercado del combustible es totalmente abierto” puesto que “cualquier operador puede comprar cualquier gasolina en cualquier parte y meterla en el sistema”, lo que supone otra complicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *