Isla ya camina hacia la aldea

La hermandad isleña es una de la primera filiales, junto a Ayamonte, en iniciar el camino al Rocío

Salida Hermandad del Rocío de Isla Cristina (1) Salida Hermandad del Rocío de Isla Cristina (2) Salida Hermandad del Rocío de Isla Cristina (3) Salida Hermandad del Rocío de Isla Cristina (4) Salida Hermandad del Rocío de Isla Cristina (5)A pesar de que el tiempo no ha acompañado, la Hermandad del Rocío de Isla Cristina iniciaba en la mañana de este lunes su peregrinar hacia la aldea del Rocío. Por delante cuatro días de camino en los que los romeros tendrán su recompensa cuando se encuentren con la Reina de las Marismas, la Blanca Paloma.

El día comenzaba al alba, con la suelta de cohetes que anunciaba la misa de Romeros que este año, a causa de la lluvia, se celebraba en la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores.

Oficiada por el párroco Juan Luís Vázquez y cantada por el grupo rociero ‘La Familia’, la misa ha contado con la asistencia de la alcaldesa de Isla Cristina, Antonia Grao, el primer teniente de alcalde, Francisco González, varios miembros del equipo de Gobierno, y el vicepresidente del Consejo de Hermandades y Cofradía isleño, Francisco Amorós, así como el presidente de la hermandad, Pedro Álvarez, miembros de la Junta de Gobierno y numerosos romeros, fieles y devotos que han llenado el templo.

Una vez finalizada la eucaristía, la alcaldesa, como es habitual, ha hecho entrega, de un ramo de flores que fue depositado en la carreta del simpecado.

Seguidamente la carreta, acompañada por cientos de isleños y romeros, inició su recorrido por las calles de la ciudad. Esta vez la hermandad no ha efectuado el recorrido habitual, ya que el tiempo le ha impedido paradas como la que cada año hacen, como la de la lonja pesquera. Si lo ha hecho en el monumento al marinero, donde fueron recibidos por parte de la corporación municipal y por la Hermandad de Nuestra Señora del Mar. Rápidamente, la carreta del simpecado ha continuado el camino seguido ya por todos los carros para salir de la ciudad rumbo a los caminos que lo llevarán al Rocío.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *