TERETES.
Del escaño al coro.
[Paco Velasco]

Paco VelascoY del coro al caño. Como cuando niños. A ver quién era el primero en equivocarse. Los había que llegaban al error en la primera frase.

Garzón, el de Izquierda Unida, e Iglesias, el fan del venezolano Maduro, han llegado a un acuerdo para afrontar la “segunda vuelta” de las elecciones del 20 de diciembre. En la primera, o fagocitación o nada. Ahora, por cada seis sillones del podemita, uno para el rompedor de IU. Logo y lema al servicio del objetivo de recuperar el país en favor de las clases populares y de las mayorías sociales. La igualdad social que predican los popes de la incontinencia verbal y del nihilismo real, se traduce en una goleada de seis a uno a favor de la mercenaria guardia ideológica del fallecido Chávez. Toma del frasco, pino carrasco.

Cayo Lara y Llamazares se enredan, mientras tanto, en la tela de araña que les ha tejido Anguita. El cordobés bendice la unión y lo que san Julio opine, “ite missa est”. Como si el matrimonio de conveniencia tuviera en común algo más que la juventud de sus líderes, la indumentaria estudiadamente progre de sus caudillos, la dialéctica uniformada de sus portavoces y la costumbre de portar la mochila sobre uno de sus hombros. Luego, ni programa ni leches. Ambición de poder y punto y seguido. Seguido de las fuerzas políticas, las llamadas confluencias o mareas, que, como buitres hambrientos, esperan el momento idóneo para lanzarse a la carroña que se adivina. El marco común de fuerte contenido social que proclaman los pactistas de la izquierda más inconsistente que vieron las dos últimas centurias, será, en realidad, el loctite que asegure los culos de sus líderes al mullido asiento del escaño del corifeo.

Pero qué coro de leyes injustas van a derogar o qué derechos pretenden recuperar o qué corrupción persiguen erradicar. Dónde la transparencia y dónde la equidad del seisdedos contra uno. El abrazo de Vergara entre Espartero y Maroto nada supuso en comparación con el abrazo de la madrileña Puerta del Sol entre Iglesias seis, Garzón,  uno, a la vista de las transeúntes clases populares que hacían turismo por la zona. Con este equipaje, mañana mismo derrotan a la derecha del PP. De esta guisa, van a regalar un respirador artificial a Pedro Sánchez y a su aliado Albert Rivera.

La interpretación dialéctica de la historia retoma su pulso de la mano de estos políticos de vía estrecha que confunden a Lenin con Stalin y a Berlinguer, Marchais o Carrillo con Breznev o Putin. A ver, que se enteren de una vez los garzones y pablitos de esta izquierda de facultad de opereta: para construir el socialismo, es un requisito imprescindible practicar la democracia. En su defecto, la mentira y más mentira.

Ya lo decía Gramsci: para cimentar una hegemonía alternativa a la dominante, hay que subvertir los valores establecidos y llevar a la gente a un nuevo modelo social. Pablo y Alberto se pasan al italiano por la funda de sus pantalones de Carrefour: lo que quieren es chavismo puro y duro, o sea, convertirse en la nueva clase dominante que expulse del poder a PP y PSOE. En definitiva: un golpe de estado con ínfulas de movimiento de regeneración social. O lo que es lo mismo: el desmoronamiento de la civilización occidental y el advenimiento del despotismo analfabeto de los Correa, Morales y Maduro.

Un poco de seriedad. Nada del coro al “escacaño”.

One Response to TERETES.
Del escaño al coro.
[Paco Velasco]

  1. Aurelio Pino Domínguez

    Alguien ya ha titulado este “abrazo de los botellines” como el canto “Al cuento de la Lechera”. Me pregunto si los cálculos que han hecho los abrazados (y posibles abrasados) son en base a una hipotética abstención, bien ganada a pulso por cierto por el Sr. Sánchez (PSOE), de votantes de lo que queda aún en pie de ese partido, o simplemente para meter miedo en Ferraz. A Don Tancredo de Galicia, no le afecta aparentemente dicho abrazo, al parecer, sabedor de que volverá “a ganar”….quizás igualmente para no poder gobernar. ¿Iremos a otras nuevas Elecciones Generales allá por Noviembre?….bien definido lo del Coro al Escaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *