Una docena de burros abandonados llegan a Chucena para convertirse en ‘bomberos’

Burros DoñanaEl pasado mes marzo los medios de comunicación se hicieron eco del mayor rescate de asnos abandonados del que se tiene noticia.

En una finca de Extremadura se hacinaban casi un centenar de burros. El fallecimiento de los propietarios dejó a la intemperie a estos animales, algunos de los cuales sufrían de desnutrición, parásitos y enfermedades como la sarna.

La AsociaciónEl Refugio del Burrito puso en marcha una enorme operación de rescate que incluía la identificación, recuperación y alimentación de estos animales mientras se les buscaba un buen lugar de  adopción.

Más de diez de estos animales llegaron el domingo a un verdadero paraíso: El entorno del Parque Nacional de Doñana.

Muchas son hembras en estado avanzado de gestación, además de tres bebes-burro con sus mamas, lo cual ha convertido la zona en una verdadera “guardería asnal”.

Dentro de poco se celebra el Día Internacional de la Fibromialgia y algunos de estos asnos pronto estarán ofreciendo terapias a colectivos de afectados en pleno entorno natural.

Otra de las iniciativas de la Asociación hispano-británica “El Burrito Feliz” de Chucena, con idea de que tengan una existencia más digna, es que además colaboren con la unidad de burros desbrozadores que intentan evitar, comiéndose el pasto seco de los bosques, los incendios de verano en esta zona tan sensible.

“Dentro de dos meses ya se incorporarán a la unidad de Burros Bomberos…pero ahora lo que necesitan es recuperarse, relajarse y disfrutar del sol”– comenta Wendy Clements Vicepresidenta del “Burrito Feliz”-“Han llegado en un buen estado en general ya que nuestros compañeros del Refugio del Burrito los han cuidado esmeradamente antes de entregárnoslos, pero ahora nuestra unidad de burritos se acerca a los 30 animales, lo cual nos obliga a realizar mejoras urgentes en nuestras instalaciones.”

Los “Burros Bomberos” de Doñana ya son conocidos internacionalmente y suponen un polo de atracción medioambiental para la zona. “Algunos fines de semana vienen a visitarlos más de cien personas y a los asnos les encanta porque les traen pienso y galletas.” 

Wendy, que es una escocesa muy inquieta, nos comenta que ahora se encuentra programando las próximas visitas de afectados por fibromialgia a su proyecto “Doctor burro”.

En esta nueva iniciativa los asnos colaboran recibiendo a colectivos de afectados por esta dolencia y les proporcionan terapia de felicidad y bienestar. Se puede obtener información de “Doctor burro” en www.asociacionelburritofeliz.org

“Tenemos que ir programando los grupos poco a poco para que todos puedan disfrutar de una forma ordenada de este paraíso de burritos y naturaleza.”-Añade Wendy Clements-.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *