VENTANA DEL AIRE.
Parecidos razonables.
[Juan Andivia]

juan andiviaMe cuentan que un presidente de una gran nación, ejemplo en muchas cosas (la nación), ha callado durante largo tiempo mientras a su alrededor había una trama de corrupción organizada y que no se había demostrado si él tenía que ver o no por acción, ya que por omisión quedaba claro. Creo que lavaban dinero de procedencia ilícita y que permitía, si no colaboraba, con una relación sospechosa entre empresarios y políticos.

Por lo visto, el Senado lo ha destituido temporalmente, mientras se investigaban varios casos y su sucesor ha sido descrito por otro diputado como “el típico mayordomo de película de terror”. Este interino ha sido, además, aliado de la presidencia durante años y su vicepresidente “decorativo” y también está acusado de no respetar lo establecido en la financiación de las campañas electorales.

Seguramente, algún lector bien informado habrá creído, por un momento, que hablaba de este nuestro país que padecemos todos, pero no, ni siquiera sucede en una nación europea, donde se habría actuado con mayor celeridad (en casi todas); pertenece a ese mundo al que a veces nos referimos como en desarrollo, emergente y cosas así: Brasil, que fue una esperanza para Hispanoamérica y mucho más.

Aquí, en las españas, sería imposible que los electores reaccionasen, que dimitiera alguien en circunstancias similares, que quien tiene apariencia más siniestra estuviese callado e, incluso que el nuevo presidente tuviese una esposa cuarenta y tres años más joven que él.

Seguimos teniendo unas tragaderas enormes, una costra guerracivilista, alimentada por la ignorancia y el rencor, miedo a la juventud y desconfianza en la palabra, cultivada poco o en exceso.

Vale más un no me fío que un vamos a ver; un mejor lo malo conocido que el futuro por conocer; y la envidia, ese pecado capital del que escribió F. Díaz Plaja en el último tercio del siglo pasado y que sigue siendo, junto con los toritos y la flamenca otra de nuestras señas de identidad.

¡País!, que diría Forges.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *