Junta de Andalucía

Alertan de que solo se declaran el 7% de las enfermedades profesionales

En 2015 solo fueron reconocidas 55 enfermedades profesionales. De estos 55 casos se contabilizaron 16 con bajas (14 hombres y 2 mujeres) y 39 sin baja (28 hombres y 11 mujeres), expone CCOO.

David Díaz, responsable de Salud Laboral del sindicato Huelva, ha señalado que “desde 2006, año en el que paso a las mutuas la gestión de realizar los partes de enfermedades profesionales, se ha producido un descenso considerable en este tipo de reconocimiento que lleva aparejada mayor protección para el trabajador y menor coste para la sanidad pública”. El sindicalista ha destacado que “si en 2006 en Huelva se declararon 210 enfermedades profesionales causando baja en todos los casos bajas, en 2015 tanto  el número de enfermedades profesionales como de bajas se redujo considerablemente”. Para Díaz, esto evidencia que se ha extendido como practica la ocultación de enfermedades profesionales por parte de las mutuas y el miedo existente actualmente entre los trabajadores y trabajadoras a la hora de tener que coger una baja.

CCOO estima que “en 2015  en Huelva se produjeron 736 casos que debían haber sido diagnosticados como enfermedades profesionales pero fueron tratadas como comunes y derivadas al SAS”. A juicio de la central sindical, solo el 7 por ciento de los casos fueron  diagnosticados como enfermedades profesionales, lo que indica que hay una infra declaración del 93 por ciento, esto supone que haya una menor protección del trabajador, una evasión de responsabilidades por la parte empresarial y una derivación de coste al sistema público de salud”. El sindicato cuantifica que la  no declaración de enfermedades atribuibles al trabajo supone que el Servicio Andaluz de Salud asume un coste de 762 millones de euros al año para tratar  enfermedades que deberían ser asumidas por las mutuas. En Huelva este coste ascendería a 44,7 millones de euros.

CCOO ha alertado de dos situaciones especialmente sangrantes. Por un lado, la ocultación de las defunciones por enfermedades profesionales que a juicio del sindicato alcanzan la cifra de 1.900 personas por año en Andalucía. Y por otro lado, el sindicato ha alertado del grave problema de la infra declaración del cáncer de origen laboral, pues según las estimaciones del sindicato en 2015 se tendrían que haber reconocido 820 casos cuando en realidad solo consta en los registros oficiales 3 casos.

En cuanto a la clasificación por grupos de las enfermedades  profesionales las osteomusculares son las más numerosas (35%), seguidas de las enfermedades de la piel (14,2%), hipoacusia (12,8%), enfermedades respiratorias (10,4%) y enfermedades del sistema nervioso (6,9%).

Finalmente, el sindicato ha exigido a las administraciones, y especialmente a la Junta de Andalucía,  un mayor compromiso para la detección de enfermedades profesionales que son tratadas como enfermedades comunes por un práctica premeditada y  generalizada por parte de las mutuas para ahorrarse los costes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *