Las lluvias y el calor han provocado un aumento de los mosquitos

Las lluvias de mediados de mayo han provocado un repunte de mosquitos en la provincia de Huelva, al no permitir la fumigación en distintos puntos de la provincia con medios aéreos, a lo que hay que sumar los últimas días de altas temperaturas. No obstante, el presidente de la Diputación Provincial, Ignacio Caraballo, ha destacado el buen funcionamiento el ‘Plan de Control de Mosquitos‘ que ofrece el ente provincial, que cada año se refuerza en verano.

En rueda de prensa, y preguntado por este asunto, Caraballo ha señalado que “ha habido un problema con las lluvias y las avionetas no han podido salir a fumigar” en días anteriores.

Caraballo ha destacado este servicio altamente especializado conformado por más de 50 técnicos que, organizados en distintas categorías, desarrollan los sucesivos planes anuales de control, un servicio que es referente a nivel nacional e internacional. Los planes se llevan a cabo en un área protegida de más de 130.000 hectáreas y empleando técnicas blandas de bajo o nulo impacto ambiental.

A su vez, desde el servicio se desarrolla una intensa labor investigadora, participando directa o indirectamente en la mayoría de los proyectos de investigación que, en materia de mosquitos, se realizan en España y Europa, sí como publicaciones y congresos nacionales e internacionales.

El ‘Plan de Control de Mosquitos’, puesto en marcha por la Diputación de Huelva actuó en 2015 sobre un total de 130.000 hectáreas de un total de doce municipios de la provincia con el objetivo de reducir las poblaciones de mosquitos con dos premisas fundamentales: el máximo rendimiento y el mínimo impacto ambiental.

El ámbito geográfico de las actuaciones abarca Ayamonte, Lepe, Isla Cristina, Cartaya, Aljaraque, Punta Umbría, Gibraleón, Huelva, Palos de la Frontera, Moguer, San Juan del Puerto y Almonte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *