Junta de Andalucía

Los alumnos de Ethos cantan por la diversidad funcional

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los alumnos de ETHOS Centro para la Diversidad volvieron a dar un mágico concierto en la tarde de ayer dejando al público asistente gratamente sorprendido y emocionado. Y es que estos alumnos, todos con Necesidades Específicas de apoyo Educativo, volvieron a dar una lección a la sociedad, demostrando que ellos, como cualquier persona, tienen sus dificultades pero también sus capacidades. Como nos cuenta David Núñez Mañó, su profesor de música y director de ETHOS: “Siento la necesidad de organizar estos conciertos, los cuales pienso que son muy importantes y necesarios para concienciar a la sociedad sobre las diferentes dificultades que presentan estas personas, principalmente aquellas con autismo, ya que el autismo a pesar de estar cada vez está más presente aún es muy desconocido para muchos”.

En el concierto participaron alumnos con edades que van desde los 3 años del más pequeño a los 26 del mayor y se interpretaron piezas con diferentes instrumentos como campanas, xilófonos, piano, batería, cajón flamenco, pequeña percusión Orff y donde no faltó el canto. “Cabe destacar que la mayoría de los alumnos presenta enormes dificultades en el área de la comunicación y lenguaje, por lo que utilizo el cantar con el micrófono, cada uno dentro de sus posibilidades, como un recurso fundamental para potenciar esta área de afectación”, afirma David. Actuaron personas con trastorno del espectro autista, trastorno específico del lenguaje, trastorno por déficit de atención con y sin hiperactividad, trastorno de la comunicación social o síndrome de Down entre otros. En este concierto no faltó Roberto Álvarez y sus compañeros. Recordemos que Roberto, un joven onubense de 13 años con autismo, ya fue noticia hace unos meses por ser la primera persona con autismo que graba un disco en España y de las primeras en el mundo, disco compuesto por su profesor, y amigo gracias a la mágica conexión de la música, David Núñez Mañó. Este hecho histórico ha servido para que Roberto Álvarez sea candidato al premio onubense del año.

Estos conciertos que viene organizando ETHOS Centro para la Diversidad desde que abriera sus puertas en septiembre de 2014, se están convirtiendo en un clásico para concienciar a la sociedad de que las personas con diversidad funcional, a pesar de las dificultades que puedan presentar, son muy capaces, no sólo para hacer música, sino para hacernos disfrutar de ella y emocionarnos. “Es importante que la palabra discapacidad vaya poco a poco dando paso a Diversidad Funcional, que parece más correcto y menos dañino tanto para las personas con dificultades como para su entorno. A mí, en particular, me molesta escuchar decir personas discapacitadas, porque, como vemos cada día, estas personas son tan capaces como cualquier otra. De ahí el nombre de ETHOS Centro para la Diversidad nos cuenta David Núñez.

El acto tuvo lugar en el Salón de Actos del edificio “Gota de leche”, espacio cedido por el Ayuntamiento de Huelva a través de la Concejalía de Políticas Sociales e Igualdad que siempre ha apoyado la iniciativa de ETHOS de promover actividades musicales. Además, el concierto fue posible gracias a la empresa ALO Sonido, empresa que se ha ofrecido a colaborar con la sonorización de todos los conciertos que organice ETHOS para que estos artistas tan especiales disfruten de la música y se sientan cómodos en el escenario. Por ello, Alo sonido se ha convertido en patrocinador de ETHOS Centro para la Diversidad. “Me siento muy feliz y afortunado por estar rodeado de gente que, además de apoyar mis iniciativas, se implican en esta lucha de concienciación. Gracias”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *