Corpus en Cartaya, Moguer, Almonte y San Juan

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Numerosos cartayeros acompañaron en la mañana del domingo la tradicional y Solemne Procesión del Corpus Christi de la localidad, en la que los protagonistas fueron, nuevamente, los niños que este año han recibido su Primera Comunión, ataviados para la ocasión. Sobre una alfombra verde de juncos que se extendía, como manda la costumbre, por todo el recorrido, discurrió el cortejo, que pasó por las calles más céntricas de la localidad, reviviendo una tradición que en los últimos años ha cobrado auge en el municipio.

La Procesión se desarrolló un año más por su itinerario tradicional: Plaza Redonda y calles Nueva, Frailes, Convento, De La Plaza y de nuevo Plaza Redonda. Salió pasadas las once y media de la mañana, tras finalizar la Solemne Función Principal, que comenzó a las 10:30 horas, en la Iglesia del Apóstol San Pedro.

Acompañaron a los/as niños/as, representantes de todas las hermandades de la localidad y de la Corporación Municipal, representada por los tenientes de alcalde Gabriel Maestre y María Isabel Pérez, y por la concejala Lourdes Suárez; y en el transcurso del recorrido, la comitiva se fue deteniendo en los tradicionales altares instalados por los/as vecinos/as que, además, engalanaron sus balcones y fachadas para la ocasión, dando un toque colorista y fervoroso a esta tradición que desde el siglo XIII celebra el “Cuerpo de Cristo” y conmemora la institución de la Santa Eucaristía el Jueves Santo.

Resaltar, por lo demás, que la Hermandad Sacramental del Santísimo Entierro de Cristo organizó los actos del Corpus un año más, y que esta celebración cobra cada vez más importancia en la localidad, debido sobre todo a la importante participación ciudadana. Prueba de ello es la instalación de un nuevo altar este año en la calle Frailes, que se sumó este año a los ya existentes en la misma calle y en las calles Nueva, Convento y De La Plaza.

MOGUER

En Moguer, durante la procesión, el Santísimo recorrió bajo palio los once altares instalados en el casco histórico por vecinos, hermandades de gloria y penitencia y por el propio Ayuntamiento, para contribuir al mayor esplendor de esta celebración popular que despierta la admiración de moguereños.

La comitiva, encabezada por los niños y niñas que han recibido este año su Primera Comunión, visitó los altares instalados en la calle Juan Ramón Jiménez por la familia Gorostidi y por el moguereño José Roldán, para continuar su itinerario por la calle Pedro Alonso Niño, donde la Sagrada Custodia se detuvo en los tronos levantados por la Hermandad de Padre Jesús y por la familia Morato.

El recorrido de la Custodia llevó también a cientos de moguereños hasta el Monasterio de Santa Clara, donde pudieron ver el trabajo realizado José Manuel Moreno Orta, y hasta la calle Andalucía, donde esperaban los tronos levantados por las hermandades de Vera Cruz, la Borriquita y por José Moreno Rodríguez.

Ya en la plaza del Cabildo la comitiva visitó el altar que instala la Fundación Municipal de Cultura en los soportales del Ayuntamiento, para cerrar la procesión con los altares de las hermandades de Montemayor y el Rocío.

La Custodia con el Santísimo bajo palio estuvo acompañada durante las casi 3 horas de recorrido por el Consejo Parroquial de Hermandades y Cofradías, por la asociación religiosa Hijas de María, por miembros de las hermandades de penitencia y gloria de nuestra localidad, por grupos cristianos y de adoración nocturna de la parroquia, y por una representación del equipo de gobierno encabezada por el alcalde Gustavo Cuéllar.

La procesión contó también con la brillante participación de la Banda Sinfónica del Liceo Municipal de la Música de Moguer.

Es importante destacar que en los próximos días el Consejo Parroquial de Hermandades y Cofradías dará a conocer el nombre de los ganadores del concurso de decoración de altares, balcones y escaparates, convocado con motivo de la festividad del Corpus. En este sentido, merece una mención especial la familia Faraco, que es la única que ha participado en la modalidad de exorno de balcones.

ALMONTE

Almonte celebró un año más la festividad del Corpus Christi, con Misa en la Iglesia Parroquial y procesión posterior por las calles del pueblo, acompañada por una amplia representación de las hermandades de la Parroquia almonteña, hermandades de Penitencia, hermandades de Gloria y hermandad Matriz de Nuestra Señora del Rocío de Almonte, así como por miembros del equipo de gobierno del ayuntamiento, encabezado por la alcaldesa, Rocío Espinosa, y por numerosos vecinos y familiares de los niños y niñas que han hecho este año la primera comunión, y que abrían el cortejo con sus cestos llenos de pétalos de flores.

La solemne procesión del Corpus Christi almonteño tuvo lugar el pasado domingo 29 de  mayo entre las diez y las doce de la mañana. Siguió el itinerario tradicional del centro de la localidad, en el que lucieron un total de catorce altares, trece de ellos realizados por vecinos de las calles por donde pasa la procesión, y uno, el último del recorrido, montado por el ayuntamiento en los soportales de la casa Consistorial. La institución local almonteña aportó, como es habitual, las ramas de eucaliptos que cubren las esquinas y paredes de las calles por donde discurre la procesión.

Los altares han mostrado un año más valiosas piezas religiosas, propiedad particular de los vecinos que, desde hace años, las aportan junto a elementos de adornos como paños primorosos y hermosas macetas de patios y casas de las calles del recorrido o cercanas a él. El vecindario de estas calles – El Cerro, El Cristo, Plaza del Cristo, Sevilla, Conde Cañete, Alcantarilla, Martín Villa y Plaza Vírgen del Rocío – vive una jornada de trabajo colaborativo y convivencia especial, que suelen inmortalizar con fotos al pie de los altares, imágenes que pasan a engrosar el archivo casero que guardan como testimonio y recuerdo de cada procesión.

SAN JUAN DEL PUERTO

El Corpus se celebró en San Juan del Puerto con una Misa Solemne en la Iglesia Parroquial San Juan Bautista presidida por el párroco, Victoriano Solís García y el diácono Francisco Javier Vélez García. La Misa dio comienzo a las 7 y media de la tarde, a continuación, sobre las 8 y media salía la procesión que se ajustó al protocolo que establece la Hermandad Sacramental de San Juan Bautista, responsable de la organización del Corpus con la colaboración del resto de hermandades y comunidad parroquial.

En la procesión participaron casi el centenar de niños y niñas que han hecho este año su primera comunión, las representaciones de hermandades y asociaciones parroquiales con estandartes y Simpecados, la custodia bajo palio, autoridades y la banda de música ‘Hermanos Niño’. Las calles fueron adornadas con colgaduras en los balcones, macetas, flores en las ventanas y en algunos tramos con juncia y romero para recibir a Jesús Sacramentado.

A estos actos solemnes asistió la Corporación Municipal con la alcaldesa Rocío Cárdenas Fernández a la cabeza, jueza de paz, jefe de la Policía Local y comandante de puesto de la Guardia Civil. Este año hubo un total de 11 altares montados a lo largo del trayecto por el que discurriría la procesión: Plaza de la Iglesia, Huelva, Nogales, Carmen, Toneleros, Paseo Marítimo, Río, Plaza de España, Dos Plazas y de nuevo Plaza de la Iglesia, donde como novedad se instaló un altar delante del monumento del Sagrado Corazón que la preside y que cumple en este 2016 su 75 aniversario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *