Junta de Andalucía

Acusación impugna el recurso de la defensa sobre la libertad del detenido por el crimen de Almonte

Imagen de archivo del momento de la detención del único acusado por el doble crimen de Almonte.

Imagen de archivo del momento de la detención del único acusado por el doble crimen de Almonte.

Gustavo Arduán e Inmaculada Torres, los letrados que ejercen las acusaciones particulares en el caso del doble crimen de Almonte en abril de 2013 en el que murieron una niña de ocho años y su padre, por un lado por la familia del hombre fallecido –padres y hermano– y, por otro, por su expareja y madre de la pequeña, han impugnado el recurso de reforma formulado por la defensa del detenido por los hechos, F.J.M.R., contra el auto por el que la jueza encargada del caso denegaba por tercera vez su puesta en libertad.

Según reza en el escrito judicial presentado por Arduán, al que ha tenido acceso Europa Press, el letrado entiende que, tras las diligencias de instrucción llevadas a cabo, “los indicios racionales de criminalidad no solo no han decaído, sino que se han acrecentado”.

Del mismo modo, considera que en el recurso de reforma elevado por la defensa “no se aportan datos ni argumentos nuevos o distintos que lleven a fundamentar el cese de la medida cautelar vigente y no debe olvidarse además que dada la gravedad de las penas solicitadas, así como de la inminencia del juicio, la prisión es la única forma de garantizar la presencia del acusado, evitar el riesgo cierto de fuga o incluso la posible influencia del mismo en diversas personas, que han de deponer como testigos en el juicio”.

Hace un par de semanas la jueza negó por tercera vez su puesta en libertad. Entre sus motivos para mantenerlo en prisión, ésta considera que “persiste el riesgo de fuga y el de alteración de fuentes de prueba, teniendo en cuenta la inminencia del juicio, la falta de arraigo suficiente del investigado y la gravedad de las penas que llevan aparejadas los delitos investigados”.

“Nada ha variado a este respecto en relación con la situación existente cuando se dictaron los anteriores autos, ya que el arraigo que el investigado pudiera tener a nivel personal, familiar o laboral no es suficiente para conjurar el importante riesgo de fuga que existe teniendo en cuenta las elevadas penas que llevan aparejadas los delitos que se le imputan así como la inminencia del juicio”, remarcó la juez.

Del mismo modo, insistió en los restos de ADN hallados en tres toallas, ubicados en dos baños diferente de la vivienda donde aparecieron los cadáveres, los cuales “se han dejado por contacto directo con estas toallas, y no por transferencia indirecta o secundaria, y en fechas no muy alejadas en el tiempo a los hechos que se investigan”, teniendo en cuenta que el detenido no subía al domicilio desde hacía más de tres años.

PIDEN 50 AÑOS
Cabe recordar que la semana pasada las acusaciones particulares formularon sus respectivos escritos de acusación en el que solicitan 50 años de prisión, la máxima pena, para F.J.M., que fue detenido en junio de 2014, por dos delitos de asesinato –25 por cada uno– con los agravantes de superioridad y aprovechamiento de las circunstancias de tiempo y lugar, abuso de confianza y parentesco.

Según reza en el escrito de la acusación, ejercida por la expareja y madre de la niña, le pide por cada delito la pena diez años de privación del derecho a residir o acudir al lugar donde resida esta mujer y la prohibición de aproximarse y comunicarse con ella por cualquier medio de comunicación o medio informático o telemático, así como una indemnización por parte del acusado hacia ella de 250.000 euros en concepto de daños y perjuicios, incluyendo el daño moral ocasionado.

Por su parte, la acusación ejercida por los padres y hermano del fallecido solicita, además de la pena de cárcel, doce años de privación del derecho a residir o acudir al lugar donde residan estas personas y la prohibición de aproximarse y comunicarse con las mismas, así como una indemnización de 300.000 euros a los padres de la víctima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *