Junta de Andalucía

La juez desestima el recurso sobre la libertad del detenido por el crimen de Almonte

Imagen de archivo del momento de la detención del único acusado por el doble crimen de Almonte.

Imagen de archivo del momento de la detención del único acusado por el doble crimen de Almonte.

La juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número uno de La Palma del Condado ha desestimado el recurso de reforma interpuesto por la defensa de F.J.M.R., único acusado en el caso del doble crimen de Almonte en abril de 2013 en el que murieron una niña de ocho años y su padre, en el que pedía su puesta en libertad, por lo que vuelve a negarla.

Según reza en el auto, al que ha tenido acceso Europa Press, la juez considera que “persiste el riesgo de fuga y el de alteración de fuentes de pruebas, teniendo en cuenta la inminencia del juicio, la falta de arraigo suficiente del investigado y la gravedad de las penas que llevan aparejadas los delitos investigados”.

En cuanto a los indicios de criminalidad contra el imputado, los mismos se mantienen y siguen existiendo en este momento procesal”. el mismo modo, insiste, tal y como lo hace en autos anteriores, en los restos de ADN hallados en tres toallas, ubicados en dos baños diferente de la vivienda donde aparecieron los cadáveres, los cuales “se han dejado por contacto directo con estas toallas, y no por transferencia indirecta o secundaria, y en fechas no muy alejadas en el tiempo a los hechos que se investigan”, teniendo en cuenta que el detenido no subía al domicilio desde hacía más de tres años.

A su vez, en el auto cita otras pruebas como la huella de la zapatilla del supuesto autor, la apertura de la puerta sin forzar la cerradura o la salida horaria del establecimiento en el que trabaja el detenido, y finalmente vuelve a negar su libertad.

Cabe recordar que este recurso fue impugnado por la Fiscalía y por las acusaciones particulares ejercidas por un lado por la familia del hombre fallecido –padres y hermano– y, por otro, por su expareja y madre de la pequeña.

Cabe destacar a su vez que el equipo de investigadores que se ha encargado de este caso es el mismo que el de Yeremi Vargas, el menor al que se perdió el rastro cuando jugaba en un descampado cerca de su casa en la localidad de Vecindario, en Santa Lucía de Tirajana (Gran Canaria), en 2007, y en estos días, precisamente la Guardia Civil está investigando a un hombre que se encuentra preso en la cárcel de Algeciras por su presunta relación con este caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *