El sector fresero prevé el fin de la campaña en esta semana

La campaña fresera ha vuelto a ser clave en la bajada del paro en la provincia de Huelva en abril.

La campaña fresera ha vuelto a ser clave en la bajada del paro en la provincia de Huelva en abril.

El sector fresero en la provincia de Huelva prevé el fin de la campaña de la fresa en esta misma semana, ya que en estos momentos, tan solo queda en producción de recolección en fresco el diez por ciento de las 5.900 hectáreas plantadas de esta fruta.

En declaraciones a Europa Press el gerente de la Asociación de Productores y Exportadores de la Fresa de Huelva (Freshuelva), Rafael Domínguez, ha precisado que las altas temperaturas de estos días “están acelerando el final de la producción, que está prácticamente finalizada”.

Respecto a los otros frutos rojos, Domínguez ha hecho hincapié en que la producción de arándanos se encuentra en “su momento más fuerte”. De hecho, en esta temporada, el sector aspira a exportar unas 25.000 toneladas de arándanos a los mercados europeos –casi toda la producción–, teniendo en cuenta que al mercado nacional únicamente se destina el dos por ciento.

En esta campaña la superficie de arándanos ha crecido un 33 por ciento pasando de 1.470 a 1.953 hectáreas, aunque hay que tener en cuenta que en el arándano su producción comercial se inicia a partir del tercer año, al tratarse de un arbusto, por lo que no todas entran en producción en la presente campaña.

La frambuesa continúa su producción y la mora también se encuentra “en su momento álgido”. En general, el sector prevé el fin de la campaña de frutos rojos al completo la última semana de junio, aunque todo dependerá de las temperaturas.

La fase de plantación de la presente campaña fresera 2015/2016 arrojó una superficie total del conjunto de frutos rojos en la provincia de Huelva similar a la de la anualidad pasada, en la que se plantaron 9.460 hectáreas, por las 9.658 que lo han estado en la presente campaña.

No obstante, la superficie plantada de fresa ha descendido un nueve por ciento y la del resto de frutos rojos ha aumentado un 25. Este crecimiento es fruto de la apuesta por la diversificación ya iniciada con fuerza la pasada campaña y la conciencia de los agricultores de buscar nuevas alternativas complementarias para los consumidores europeos, que demandan estas frutas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *