Intervenidos 144 kilos de pescado inmaduro procedente de Isla Cristina

20160607_pescado inmaduro_A-49

La Guardia Civil ha intervenido en Huelva 144 kilogramos de alevines de diferentes especies, conocido popularmente como filigrana, 18 kilos de merluza de talla inferior a la autorizada y 18 de cañaíllas cuya captura está prohibida por ser temporada de veda.

Así, ha propuesto para sanción a la persona que lo transportaba como presunto autor de varias infracciones a la normativa de pesca marítima, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

Los hechos se produjeron en la tarde del pasado lunes, alrededor de las 20,00 horas, en el kilómetro 81 de la A-49 (Sevilla-Portugal) cuando efectivos del subsector de Tráfico de Huelva dentro de las actuaciones que se llevan a cabo en la provincia para el control de vehículos y personas en vías interurbanas interceptaron un turismo que transportaba una gran cantidad de pescado inmaduro en un vehículo no isotermo, por lo que dieron aviso al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) para que inspeccionaran dicha carga.

Una vez en el lugar, los agentes comprobaron que el conductor, además de portar merluza inmadura que no cumplía con los requisitos de talla mínima de 27 milímetros fijado para las capturas en el Golfo de Cádiz en los asientos traseros del turismo, llevaba en el maletero
una gran cantidad de cañaíllas, cuya captura está cerrada por veda, y varias cajas de alevines de diferentes especies, cuya pesca está totalmente prohibida ya que no se les permite crecer y llegar a reproducirse lo que podrían llegar a ser miles de pescados adultos.

Así, levantaron las correspondientes actas de infracción e intervinieron el pescado, que quedó a disposición de la Delegación territorial de la Consejería de Agricultura y Pesca en Huelva.

Además el transporte era realizado sin ningún tipo de refrigeración que garantice la cadena de frío que este tipo de producto precisa para su conservación, ya que se trataba de un turismo no isotermo y los envases carecían de etiquetas identificativas.

El infractor ha sido propuesto para sanción de 60.000 euros cada uno por el órgano competente y, una vez realizadas las comprobaciones oportunas del titular del vehículo que quedó en depósito, cuya persona no correspondía con el conductor, este se hizo responsable de la carga, habiendo pagado su transporte a esta persona.

La mercancía que procedía de Isla Cristina llevaba destino Sevilla para comercializarse los alevines de entre dos y cuatro centímetros como especie de chanquetes, cuya pesca está prohibida desde 1988.

La Guardia Civil ha destacado que la pesca y el consumo de pescado de talla inferior a la reglamentaria afecta gravemente al sostenimiento de los caladeros y al futuro del sector pesquero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *