Motivos más que suficientes para hacer un referéndum en Huelva

(Firma: Juan Rodríguez) No hubo unanimidad en el pleno del Ayuntamiento de Huelva celebrado este pasado lunes a la hora de apoyar la iniciativa del alcalde de expropiar las acciones a Gildoy en el Recreativo. Y no hubo unanimidad porque el único edil de Participa Huelva se abstuvo y los tres concejales de IU votaron en contra. En un pleno de 27 concejales, los cuatro votos de Participa e IU solo tenían un valor testimonial, de ahí que su posición deba ser valorada en su justa medida, pues lo fácil para ambas formaciones hubiera sido subirse a un carro puesto en marcha por Gabriel Cruz contra el que es muy complicado posicionarse no a favor, salvo querer correr el riesgo de que te aplaste.

Aún con ese riesgo, ambas formaciones han cumplido con su objetivo, que no ha sido otro que alertar de algo que resulta evidente: que la adquisición de las acciones supone la adquisición de un club con una deuda que ronda los 20 millones de euros (unos 3.500 millones de las antiguas pesetas). Y que esta operación la realiza un Ayuntamiento con una deuda que puede superar los 300 millones de euros, que está intervenido por el Gobierno al estar inmerso en un plan de saneamiento,  y al que le será prácticamente imposible ayudar con dinero público en absolutamente nada.

Es en casos como este que nos ocupa cuando de verdad envidio a Suiza, un país donde sus ciudadanos toman a través de referéndum todo tipo de decisiones. No hubiera estado mal que la adquisición de un club de fútbol como el Recreativo hubiera podido ser refrendada por los votos de los ciudadanos de Huelva en un referéndum.

El debate que se abriría en la ciudadanía sería muy interesante. Porque la pregunta clave no es si se quiere o no salvar a un simple club, sino si se quiere o no salvaguardar una seña de identidad que tiene el carácter de Bien de Interés Cultural (BIC).

Yo entiendo que un BIC, que un club que es más que un club, que es una seña de identidad de una ciudad no puede ser una sociedad anónima deportiva como las demás. Si no he entendido mal, la operación que propone el alcalde es la de expropiar las acciones a Gildoy para salvar al club de la desaparición inmediata y después encontrar un mirlo blanco que compre el Recre  –a coste cero claro está– y se quede con la deuda. Con lo que el final de este viaje no es otro que volver a buscar a alguien del que no se tendrá garantía alguna de en qué dirección llevará al Decano del fútbol español. Ya pasó con Comas, por qué no podría volver a pasar.

Seamos serios, por favor, si el Recreativo es un BIC, si estamos apelando a un sentimiento de orgullo y a una seña de identidad, no dejemos nunca más al club en manos de un socio privado. Vale ya de poner precio a una seña de identidad y vale ya de vender nuestro orgullo de onubenses al primero que pase con dinero por caja.

Me recuerda esta situación a la de los bancos con la crisis, que pagamos todos los ciudadanos a escote. No podemos estar cada cinco o cada diez años salvando nuestra propia identidad, como no podríamos estar cada cinco o diez años salvando más bancos. Si el Recre es un BIC se le adquiere, pero para siempre. Basta ya de paños calientes. Expónganse todo los argumentos a los ciudadanos de Huelva, organicese un referéndum y que la voluntad popular se exprese.

 

One Response to Motivos más que suficientes para hacer un referéndum en Huelva

  1. Coincido plenamente con este planteamiento. De todas formas, creo que hasta en la forma de cómo quiere este Alcalde y parte de la Corporación expropiar, no va a ser facilmente admitida por un Juez, pues o se expropian todas las acciones (el 100% del Capital social de la S.A.D. Recreativo de Huelva) o de lo contrario quedará la causa “vista para su archivo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *