Técnicos de radiología se forman en Huelva en el uso de las técnicas más complejas

La II Jornada se centra en el abordaje de la esterotaxia mamográfica y los nuevos estudios de neuroimagen

Jornadas radiología HuelvaMás de 150 técnicos superiores de Imagen para el Diagnóstico que prestan servicio en hospitales y centros sanitarios de toda Andalucía participarán este sábado en las II Jornadas de formación que, destinada a este colectivo, organiza la Unidad de Radiodiagnóstico del Complejo Hospitalario Universitario de Huelva y en la que colabora también el Hospital de Riotinto y la Universidad de Huelva. El objetivo de esta segunda edición es avanzar en la formación de estos profesionales en el uso de aquellas técnicas más precisas y complejas, surgidas al amparo del nuevo equipamiento electromédico, con el fin de mejorar la capacidad diagnóstica y terapéutica de los centros sanitarios.

La jornada, que se iniciará a primera hora en el Salón de Actos de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Huelva, se ha conformado como un foro de encuentro para este colectivo sanitario no facultativo, con el fin de poder compartir experiencias y sobre todo, mejorar tanto los conocimientos teóricos como el adiestramiento, acerca de los retos que las nuevas tecnologías están imponiendo a estos profesionales. Un colectivo cuyo trabajo resulta fundamental para la precisión de los estudios diagnósticos, que deben adecuarse al interés específico del facultativo que lo ha solicitado, potenciando la efectividad de la prueba a favor de la facilidad de lectura para el médico especialista en radiodiagnóstico que debe interpretarla posteriormente e informarla.

Precisamente con este propósito se debatirán en el seno de esta cita formativa aspectos fundamentales a la hora de realizar determinadas pruebas que han supuesto una mejora en la atención a los pacientes, como puede ser, entre otras, la esterotaxia mamográfica, destinada a la localización precisa de las lesiones o anormalidades en la mama que puedan resultar susceptibles de malignidad. Gracias a este equipamiento se facilita significativamente la realización de una biopsia o extirpación de una muestra de tejido sospechoso para su examen, favoreciendo un diagnóstico más certero y, por lo tanto, colaborando en el tratamiento y recuperación del paciente.

El técnico es el encargado de preparar a la paciente y de localizar la lesión con la ayuda del dispositivo técnico, con el fin de que el especialista pueda llevar a cabo la toma de muestras. De esta manera, el estudio se puede realizar de forma ambulatoria sin ingreso, reduciendo riesgos y minimizando las señales visibles en la paciente.

Dentro del programa de la Jornada se incluye también la actualización de las pruebas de neuroimagen por medio de resonancia magnética, que permiten el estudio del cerebro en vivo mediante una reconstrucción de imágenes. Este tipo de técnicas no son invasivas ni emiten radiación sobre el paciente, a la vez que permiten evaluar los procesos de áreas y estructuras del cerebro en pleno funcionamiento. Su gran logro es haber contribuido a perfeccionar los criterios diagnósticos de muchas enfermedades encefálicas mejorando sustancialmente la atención que se presta a este tipo de patologías.

Resulta fundamental por todas estas cuestiones que el personal técnico encargado de la realización práctica de este tipo de pruebas mantenga actualizados sus conocimientos sobre todo el proceso, de forma que pueda ejecutarlo de forma precisa, teniendo en cuenta el estudio específico solicitado, la patología de búsqueda, el funcionamiento y prestaciones del equipo, la postura adecuada del paciente, el tiempo de duración y otras variables.

Esta edición cuenta con la presencia de ponentes procedentes, tanto del propio Complejo Hospitalario, como de otros centros sanitarios de la geografía andaluza expertos en el manejo de estas nuevas técnicas, así como de un profesor de la Universidad Atlántica de Lisboa, en la que se cursan estos estudios como grado universitario, que ofrecerá información sobre cómo se articula la formación de estos técnicos en otros países y las posibilidades de crecimiento profesional para el colectivo en Andalucía.

Además, se analizarán también determinados elementos de mejora y formación continua como la organización periódica de sesiones técnicas, que sirvan de soporte para el intercambio de información, el abordaje de nuevos retos en las unidades y el debate y consenso sobre determinados procedimientos que eviten la variabilidad en la atención e incidan en la mejora de la capacidad diagnóstica del centro.

Esta edición de las Jornadas ha generado una importante demanda entre los profesionales, lo que ha obligado a dejar fuera por falta de aforo a más de un centenar de técnicos superiores en Imagen para el Diagnóstico procedentes de centros sanitarios de toda Andalucía, generando una lista de espera de más de 150 personas que han solicitado inscripción, como un ejemplo palpable del interés del colectivo por la formación en beneficio de los pacientes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *