Junta de Andalucía

Pérez Villalta y Óscar Alonso: Artista y crítico dialogan desde la amistad

 

Conferencia Villalta 2 Conferencia Villalta 3La Sala de la Provincia de la Diputación ha sido el escenario elegido para la celebración esta tarde del lunes de la conferencia denominada Un encuentro con Guillermo Pérez Villalta. Conversación con Óscar Alonso Molina, un diálogo en tono intimista desde la amistad y la complicidad vital que unen al artista, Pérez Villalta, y al crítico, Óscar Alonso Molina, resultado de compartir ambos continuadas colaboraciones en los últimos años.

El encuentro, que ha sido presentado por la diputada provincial Laura Martín, ha profundizado principalmente en los aspectos centrales de la poética de Villalta a través de su trayectoria artística. Como punto de arranque de la charla, se han proyectado imágenes emblemáticas de su producción desde los inicios a la actualidad, así como imágenes de terceros que son obras de referencia para el pintor y escultor gaditano a lo largo de toda la historia del arte.

Alonso Molina ha ofrecido tres claves o ideas conceptuales para entender la poética de la obra y el pensamiento de Villalta, “como son la unidad de los contrarios y el pensamiento paradójico, el desarrollo tan particular de Guillermo a la hora de ritualizar lo cotidiano y el concepto de ornamento como aquello que dota de vida y ritmo al tiempo y espacio”. Tras el diálogo, los protagonistas del encuentro han dado paso a un turno de preguntas abiertas en el que ha participado el público asistente.

Guillermo Pérez Villalta nace en Tarifa (Cádiz), en 1948. Se dio a conocer como pintor a comienzos de la década de los setenta y, desde entonces, ha practicado y mantenido una concepción de la pintura ajena a todas las convenciones del arte vanguardista propio del siglo XX al considerar que “todas las manifestaciones plásticas e intelectuales contemporáneas caen en el aburrimiento, la pedantería o la frivolidad”.

Su virtuosismo técnico persigue en sus obras el sosiego, el equilibrio y la armonía, reflejados en los personajes y motivos característicos de su singular imaginería (figuras mitológicas, elementos de la naturaleza, formas geométricas). Junto a ello, Villalta muestra una constante preocupación por conjugar y fusionar elementos orientales y occidentales y motivos cristianos y dionisíacos. También está presente en su obra el tema religioso.

En 1985 recibe el Premio Nacional de las Artes Plásticas. En 2006 se le concede la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes y un año más tarde el Premio de Cultura de la Comunidad de Madrid. En 2013 Villalta dejó todo su legado al Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) de Sevilla: un millar de obras, valoradas en más de cinco millones de euros, que el centro custodiará tras su fallecimiento.

Óscar Alonso Molina nace en Madrid en 1971. Junto a su vertiente como docente, ensayista, conferenciante, crítico de arte y comisario independiente, mantiene su inicial faceta de artista plástico. Como tal, desde mediados de los noventa, su actividad fue alejándose progresivamente de la influencia de la pintura de campos de color americana en torno a la que trabajaba y con la que se dio a conocer a través de diversos concursos y exposiciones colectivas. En la actualidad, está considerado uno de los críticos de arte y comisarios más respetados y consolidados de nuestro país, reclamado como miembro de jurados y comités de selección de becas, ferias y concursos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *