El Ayuntamiento de Punta se compromete a corregir las graves deficiencias de Everluz

El concejal de Vías Públicas y Seguridad Ciudadana, Andrés Franco, adelantó a los miembros de la Asociación ‘Dos Avenidas’ su propósito de solventar los problemas más acuciantes antes del inicio de la temporada 

DSCF6923 (640x480)El concejal de Infraestructuras y Seguridad Ciudadana, Andrés Franco, adelantó ayer que “intentará, en la medida de lo posible, acometer las necesidades más urgentes de la urbanización de Everluz”, situada entre los hoteles Pato Rojo y Amarillo y que comprende a 5 grandes edificios y a más de medio centenar de chalés entre la avenida de Huelva y la avenida del Océano.

Junto al responsable del almacén municipal, Carmelo de la Corte, el edil recibió a varios vecinos de la Asociación de Comunidades de Everluz ‘Dos avenidas’ que representan a la mayor urbanización junto a la playa de la localidad costera, con más de 430 familias en sus edificios y otras 60 en el residencial colindante, si bien les admitieron que hasta el momento “no habían podido hacer frente, principalmente por escasez de personal, a las reparaciones que se reclamaron por última vez en septiembre de 2015 pero van a intentar ponerse manos a la obra”.

Los responsables municipales aseguraron que en estos días los operarios de la población están “trabajando a toda máquina para poner a punto los accesos a las playas y el conjunto de servicios” y estas reparaciones reclamadas desde hace años “esperaban acometerlas con una cuadrilla de trabajadores especiales facilitados mediante un convenio con la Diputación Provincial que, lamentablemente, no ha podido incorporarse en mayo, pero se espera para agosto”, adelantó Franco.

En su escrito de finales del pasado verano el representante de la asociación, Amador López, advertía ya sobre “el abandono en el que persiste la urbanización año tras año, con los escasos juegos infantiles existentes rotos o deteriorados, bancos totalmente oxidados, aceras y bordillos destrozadas, arriates y arboleda mal cuidada o abandonada, ausencia de papeleras y limpieza en el nuevo bulevar sobre el supermercado MAS, y los enormes y peligrosos socavones en el asfaltado de calles, como en el acceso por la calle Las Dunas, entre otras carencias”.

Ildefonso Domínguez, también miembro de la Asociación, se mostró esperanzado tras la reunión en que al Consistorio “le dé tiempo de mejorar el aspecto y los problemas urgentes de unos residentes que ya están llegando” pero se extrañó de que sea “tan difícil acometer tareas que son la obligación natural del Consistorio, tales como una plan especial de limpieza, el pintado del escaso mobiliario, la reposición o arreglo de los juegos infantiles o los acerados de más de 40 años y todo un conjunto de arreglos mínimos para urbanización en la que residen más de 2.000 veraneantes en los meses de julio y agosto y que pagan unos altísimos impuestos cada año que raramente revierten en la mejora de las zonas comunes”.

Para la calle Sevilla, principal arteria que recorre la urbanización y por la que pasan centenares de turistas durante 7 u 8 meses al año que van desde el Pato Amarillo al Rojo, la Mancomunidad Dos Avenidas consensuó con el Ayuntamiento un proyecto completo de reparación de acerado “redactado en su día por los servicios técnicos pero que por falta de financiación se archivó”, recuerda Amador López, denunciando que en el mismo se incluía el proyecto redactado por la compañía Telefónica para la eliminación de unos arcaicos postes de teléfono de los años 70 “que además de suponer también un obstáculo en el acerado presentan los cables colgando, perjudicando todo este conjunto de deficiencias a la propia imagen turística de la localidad, donde poco cumplen con la atención mínima que merecen los residentes, la mayoría de los cuales sólo demanda servicios tres meses al año”.

El concejal puntaumbrieño, Andrés Franco, se mostró consciente e informado de las deficiencias manifestadas y les aseguró que en fechas recientes, desde que habían cambiado la empresa adjudicataria del mantenimiento de Parques y Jardines, se había apreciado una notable mejoría en el crecimiento y cuidado de las zonas verdes de la urbanización y el nuevo bulevar, si bien afirmó a los vecinos que tomaba “buena nota de las principales demandas” estaría en contacto con ellos y acometería de inmediato algunas de los problemas más acuciantes “como el pintado de los bancos y las señales de tráfico, sustitución de los elementos infantiles que pudieran ser más peligrosos y la mejora general del aspecto de la zona”, si bien no pudo confirmar que se fueran a hacer inversiones concretas en nuevo mobiliario urbano, sustitución de nuevos juegos infantiles, la remodelación integral de los desniveles de las aceras en la calle Sevilla o el arreglo de la capilla entre otras deficiencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *