José Jiménez deja el PAN Moguer

José Jiménez, jugador del PAN Moguer.

José Jiménez, jugador del PAN Moguer.

José Jiménez sale del Club Balonmano Pedro Alonso Niño para fichar por el Cajasur Córdoba Balonmano. El pivote de Antequera deja en Moguer su casa y a una gran familia que le recibió con las brazos abiertos y a la que ha correspondido con esfuerzo y cariño dentro y fuera de la pista. A sus 24 años Jiménez era un veterano del equipo, una pieza fundamental tras cinco temporadas ofreciendo un gran rendimiento en la faceta ofensiva y defensiva, lanzando tiros de siete metros, discutiendo con los árbitros, poniendo mucha pasión en cada uno de los minutos en pista, celebrando las victorias y doliéndose de las derrotas. Pese a su proyección y a que cada temporada era demandado por otros equipos cada verano ha decidido continuar y ahora ha considerado que es el momento ideal para avanzar en su carrera deportiva. “Me voy sabiendo que dejo una parte de mi en Moguer que siempre recordaré. Llevare al PAN siempre en mi corazón”, ha resaltado Jiménez que se ha mostrado agradecido a muchas personas. Uno de ellos en la lista es el expresidente Manuel Morales, pues “gracias a él tuve la suerte de jugar en este maravilloso pueblo y club” y al presidente actual, Enrique Cumbreras, porque “gracias a él hemos podido seguir disfrutando del balonmano en Moguer”. Un lugar destacado tiene Teresa Ollero, pues “no puedo tener más palabras de agradecimiento para ella por cómo se ha portado conmigo los cinco años” y los entrenadores que ha tenido: José Flores, Fernando Castelló y Julio Bermúdez, por “todo lo que he aprendido y me llevo de ellos”. Su recuerdo también ha sido para “todos lo jugadores que he tenido en el equipo y con los que he convivido durante estos 5 años”. El último año ha sido “un poco más especial” al tener a su hermano Alejandro y cuatro antequeranos más (Gonzalo Álvarez, Dani Podadera y Javi González). En este vestuario ha hecho “amigos que me los llevaré para siempre”, entre ellos el capitán Sergio Cruzado, 5 años “compañero de clase y equipo”. También ha destacado al equipo infantil de cantera, sus jugadores, padres y madres.

“En general sólo tengo palabras de agradecimiento por todo lo que han hecho por mí”, ha dicho de todas las personas que se han cruzado en su camino Jiménez, que también ha valorado el “apoyo incondicional de mis padres, hermanos y novia desde que llegue aquí”, un “gran aliciente para poder seguir adelante cada día”. Acerca de su nuevo equipo ha comentado sobre el proyecto que va desarrollar en la División de Honor Plata que “lo veo ilusionante” y que está “con muchas ganas de competir en la categoría, de adaptarme a los nuevos compañeros y el entrenador, y de trabajar día a día para mejorar”. Ha añadido que “espero seguir disfrutando del balonmano en un gran club como es el Córdoba de Balonmano”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *