Ecologistas llevará el proyecto de gas de Doñana al Consejo de Participación

La Delegación del Gobierno en Andalucía ha convocado en el Ayuntamiento de Almonte (Huelva) para el próximo 7 de julio a los titulares de los bienes y derechos afectados por el subproyecto ‘Marismas Occidental’, de la iniciativa global de Petroleum Oil & Gas España S.A. para la extracción, almacenamiento y gasoductos de gas natural en el entorno del espacio natural de Doñana.

Tras la resolución del Ministerio de Industria, Energía y Turismo del pasado mes de marzo que declara esta iniciativa de utilidad pública, y la correspondiente autorización administrativa, se hace precisa, según la información oficial recabada por Europa Press, la “urgente” ocupación de fincas, siendo de aplicación el procedimiento que determinado la Ley de Expropiación Forzosa de 1954.

De esta manera, el encuentro del próximo mes de julio supone la convocatoria para el levantamiento de actas previas a la ocupación por parte del proyecto y sus instalaciones auxiliares respecto a una treintena de fincas entre cuyos propietarios, además de particulares, se encuentran administraciones como el Consistorio almonteño, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, el Instituto Andaluz de Reforma Agraria o la Comunidad de Regantes del Plan Almonte-Marismas.

Ante esta tesitura, el portavoz de Ecologistas en Acción en el Consejo de Participación de Doñana, Juan Romero, ha explicado a Europa Press que su asociación llevará al próximo Pleno el asunto, recordando que el recurso administrativo que el colectivo interpuso contra la autorización a ‘Marismas Occidental’ no está resuelto y que existe una queja por parte de la Unión Europea.

“Les da lo mismo tanto el recurso como que sea un espacio protegido: lo único por lo que miran es por el interés económico”, ha criticado Romero, que ha instado a la Junta andaluza a plantar batalla jurídica y haga valer sus competencias, sin permitir al Estado que lleve a cabo “políticas de hechos consumados”.

Ecologistas, así, intentará consensuar su actuación con otros colectivos y formar una plataforma de frente común para impedir que se consume lo que considera una “voladura intencionada de las conquistas ambientales” con la que “pretenden mandarnos de nuevo al siglo XIX en materia de conservación ambiental”.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía otorgó Autorización Ambiental Unificada (AAU) al subproyecto ‘Aznalcázar’, la única parte del proyecto, de las cuatro de que consta –se suman ‘Marismas Oriental’, ‘Marismas Occidental’ y ‘Saladillo’–, que no transcurre por el espacio natural. En concreto, esta iniciativa se refiere a los municipios de Benacazón, Pilas, Aznalcázar, Bollullos de la Mitación y Villamanrique de la Condesa, todos en la provincia de Sevilla.

Por otro lado, la resolución supuso el rechazo para el otorgamiento de AAU al subproyecto ‘Marismas Oriental’. De los otros dos, ‘Marismas Occidental’ sí está validado desde hace un tiempo y ‘Saladillo’, según indicó en su día la Junta, está sujeto a los designios del Consejo de Participación de Doñana por ser la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) anterior a la Ley de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental de Andalucía (GICA).

El dictamen inicial que ya elaboró la Consejería en el cual se rechaza el proyecto de extracción y almacenamiento de Gas Natural ve “inviable” la explotación gasífera por las características del espacio, mientras que al subproyecto autorizado por quedar fuera del parque natural (Aznalcázar) se le ponen “muchísimos condicionantes medioambientales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *