Junta de Andalucía

Las becas Daniel Vázquez Díaz recaen en el colectivo Alegría-Piñero y Antonio Montalvo

Sus proyectos Moldura del habla y Postfacio han sido premiados con 5.000 y 4.943 euros respectivamente

Beca Vázquez Díaz (1) Durante la mañana de este miércoles, la diputada de Cultura, Lourdes Garrido, ha dado a conocer, tras el fallo del jurado, los nombres de los ganadores de las Becas de Artes Plásticas Daniel Vázquez Díaz 2016, que convoca el Área de Cultura de la Diputación de Huelva. El Colectivo Alegría y Piñero, de Cádiz, ha logrado una de las dos becas, dotada con 5.000 euros, por su proyecto Moldura del habla. Por su parte, el granadino Antonio Montalvo se ha alzado con la segunda beca gracias a su proyecto Postfacio, con una dotación de 4.943 euros. Una vez realizados estos trabajos artísticos, se expondrán en la Sala de la Provincia.

Garrido, que ha estado acompañada por José Álvarez, miembro del jurado, por el artista Antonio Montalvo, ganador de una de las becas, y por el técnico de Cultura Marcos Gualda, ha señalado que “esta prestigiosa Beca de Artes Plásticas Daniel Vázquez Díaz es una apuesta firme por la promoción de la creación plástica andaluza y una iniciativa importante y necesaria de promoción, creación y fomento del desarrollo artístico de todos esos jóvenes que dedican su vida a crear y transmitir a todos los que disfrutamos del arte ese don, ese talento de ver la vida desde otro prisma”. Para la diputada, “sin ellos, nuestro crecimiento personal sería incompleto, por tanto, desde la Diputación de Huelva apostamos por estas Becas de Artes Plásticas que además son una oportunidad extraordinaria de poner en valor a este gran pintor nervense”.

Según ha indicado la diputada, en esta edición se han presentado un total de 56 proyectos de gran calidad artística, de los que 10 proceden de la provincia de Huelva, y el resto de toda Andalucía. De hecho, los miembros del jurado, compuesto por el artista Guillermo Pérez Villalta, los críticos de arte Óscar Alonso Molina y José Álvarez, el fotógrafo Miguel Ángel Tornero y la comisaria de exposiciones Sara G. Arjona,  han querido conceder dos menciones honoríficas, debido a la calidad de sus propuestas, a los proyectos Time Life, de Esther Morcillo, y Otra vida futura, de Juan Carlos Bracho.

Por su parte, el crítico de arte José Álvarez ha explicado que, como miembros del jurado, “entendimos que debíamos embragar dos posiciones: la subjetiva con el principio objetivo que tiene la Beca Daniel Vázquez Díaz de empujar, de ayudar a los artistas emergentes y, por otro lado, de dar un impulso a  aquellos artistas mas consolidados”. En palabras de Álvarez, “los miembros del jurado llegamos a entender por unanimidad que la beca debe dar cobertura a este tipo de arte: un proyecto que no pierda su calidad de proyección incluso cuando se vaya a realizar”.

Proyectos ganadores

El colectivo gaditano Alegría y Piñero, ganadores de una de las becas, ha presentado un único proyecto común, Moldura del habla, basado en la experimentación, mediante procesos esencialmente escultóricos, a través de artilugios propios de los antecedentes del cine y la fotografía, creando sistemas y mecanismos ópticos que funcionan como medios de interpretación de la imagen y el sonido, eliminando la luz, marginando parte del perfil y creando sensación de movimiento. Este colectivo trabaja habitualmente en experimentación de aparatos ópticos.

Respecto a su elección como proyecto becado, el jurado ha valorado mucho el riesgo y la dificultad del montaje. El proyecto consiste básicamente en producir, mediante facetas del perfil de una persona mientras pronuncia, las piezas correspondientes a la pronunciación de 80 sílabas paradigmáticas del habla. Estos 80 moldes serán usados para construir frisos o molduras que, al ser recorridos por una sombra recortada por un elemento giratorio colocado en el centro de la sala, pronuncian textos concretos. En este caso, debido a las características del artificio, los artistas compondrán unos palíndromos ajustados a una longitud concreta.

Por su parte, el artista granadino Antonio Montalvo ha logrado la Beca Daniel Vázquez Díaz gracias a su proyecto Postfacio, con el que propone la producción de una serie aproximada de cinco o seis pinturas de gran formato utilizando como elementos catalizadores del trabajo la figura de Vittore Carpaccio y la ciudad de Venecia. A través de la pintura, pretende un acercamiento a uno de los grandes renovadores del arte de finales del siglo XV y principios del XVI, del que apenas hay bibliografía ni catálogos.

El proceso metodológico se estructurará mediante la realización de cinco o seis pinturas de gran formato. Su intención es viajar a Venecia para investigar en vivo y poder comprobar a escala las numerosas obras de Carpaccio que se encuentran allí. Posteriormente, y ya en su estudio de Granada, el artista procederá a examinar y cotejar lo investigado con la firme intención de dar forma a las conclusiones resultantes por medio de las obras que ha anunciado realizar. En definitiva, el proyecto de Montalvo pretende ser un homenaje oblicuo, nunca literal, a Carpaccio, rechazando una concepción historicista de la contemporaneidad.

Becas Daniel Vázquez Díaz

Las Becas Daniel Vázquez Díaz de Artes Plásticas nacieron en 1993 con el propósito de estimular la creación artística en Andalucía. Esta convocatoria anual del Área de Cultura de la Diputación supone un gran aliciente para los jóvenes artistas andaluces, además de una clara reivindicación de la figura del artista nervense Daniel Vázquez Díaz. Esta beca atesora un enorme prestigio en todo el ámbito andaluz, y es considerada una ayuda eficaz a la producción artística y ejemplo de reconocimiento y fomento de la creación dentro del campo de las Artes Plásticas. De hecho, la Facultad de bellas Artes de Granada cursó hace un mes una invitación ante el Área de Cultura para participar en unas jornadas que tenían por objetivo presentar aquellos programas de ayudas a la creación emergente más significativos en nuestro ámbito regional, entre los que destacan estas becas artísticas.

Las ayudas, dotadas con 10.000 euros, se conceden a la producción. Es decir, se financia la ejecución de dos proyectos creativos en cualquiera de las disciplinas de las Artes Plásticas, siempre que previamente hayan sido seleccionados por el jurado. Los artistas disponen del plazo de un año para llevar a cabo sus obras, que serán expuestas en la Sala de la Provincia de la institución provincial. Los artistas becados se comprometen, a su vez, a donar una obra original a la Diputación, que pasará a formar parte de los fondos artísticos de este organismo.

Desde su creación en 1993, se han becado un total de 70 proyectos que han sido expuestos con posterioridad en la Sala Siglo XXI del Museo de Huelva y en la Sala de la Provincia. Asimismo, los artistas becados han donado una obra original de su proyecto a la Diputación, pasando a formar parte de los fondos artísticos de la institución provincial.

El prestigio y las posibilidades que ofrece la Beca vienen avalados por la calidad de los miembros que durante tantos años han formado parte del jurado. Entre ellos, nombres tan conocidos en el mundo de las artes como Sema D’Acosta, Guillermo Pérez Villalta, Iván de la Torre, José Lebreros, Chema Madoz, Juan Lacomba, Margot Molina, Óscar Alonso Molina o Rafael Ortiz, entre muchos otros de renombrado prestigio.

Asimismo, la credibilidad que actualmente prestigia a la Beca Vázquez Díaz se fundamenta en el hecho de que la gran parte de los artistas que han sido becados han ido consolidándose en el panorama artístico internacional: Juan Del Junco, Jesús Zurita, Pedro G. Romero, Pilar Albarracín, Rogelio López Cuenca, Dionisio González o Ángeles Agrela.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *