Junta de Andalucía

La Defensa del acusado del doble crimen de Almonte pide su absolución

La muerte de estas dos personas "pueden ser de naturaleza homicida", pero insisten en que el acusado "no puede ser calificado de autor porque no resulta probado su intervención en los hechos"

Imagen de archivo del momento de la detención del único acusado por el doble crimen de Almonte.

Imagen de archivo del momento de la detención del único acusado por el doble crimen de Almonte.

La defensa de F.J.M., el único acusado por el doble crimen de Almonte ocurrido en abril del 2013 y en el que murieron una niña de ocho años y su padre, ha presentado su escrito de defensa ante el Juzgado de Primera de Instrucción 1 de La Palma del Condado, encargado del caso, en el que pide la absolución de este hombre, en prisión preventiva desde junio de 2014.

En el mismo, pide la absolución de esta persona, pareja de la madre y esposa de los fallecidos en el momento de los hechos, al considerar que “no puede ser calificado de autor de los mismos por cuanto no resulta probado, en forma alguna, su intervención en tales hechos, sin que resulte desvirtuada la presunción de inocencia que le ampara”.

Según reza en el escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, el 29 de abril, sobre las 14,30 horas, en una vivienda de la localidad fueron descubiertos los cadáveres de un hombre y de su hija de ocho años, presentando el primero múltiples heridas causadas por arma blanca, al parecer no identificada, hasta un total de 47.

Igualmente el cadáver de su hija también ofrecía numerosas heridas, hasta un total de 38, de presunta causación por arma blanca, falleciendo ambos como consecuencia de shok hipovolémico por hemorragia como consecuencia de estas heridas. El informe médico forense y las diligencias practicadas en la instrucción sitúan la data de la muerte inmediatamente después de las 22,00 horas.

Al respecto, la defensa, ejercida por los letrados Juan Ángel Rivera Zarandieta y Francisco Baena Bocanegra, señala en su informe que “no resulta acreditado que el acusado, mayor de edad, soltero, sin antecedentes penales y de excelente conducta, trabajador en un supermercado de la localidad, fuera el autor de tales muertes”.

Aseguran que resulta acreditado que el acusado, desde tiempo atrás a los luctuosos hechos descritos, “mantenía una relación sentimental con la esposa y madre de los fallecidos, una relación que había determinado que la misma, voluntariamente y de acuerdo con su marido, decidiera separarse fijando ésta última su domicilio en otra vivienda de la localidad”. Hecho que tuvo lugar en fechas anteriores a los hechos que se enjuician.

La muerte de estas dos personas “pueden ser de naturaleza homicida”, pero insisten en que el acusado “no puede ser calificado de autor porque no resulta probado su intervención en los hechos”.

Para el acto de juicio oral, esta representación interesa declaraciones de la esposa y madre de los fallecidos y de otros familiares y conocidos de las víctimas, de agentes de la Guardia Civil, de técnicos del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, de los médicos y forenses del Instituto de Medicina Legal, del perito de la acusación particular, de los miembros del Departamento de Medicina Legal, Toxicología y Antropología Física de la Universidad de Granada y del perito contratados por esta defensa, miembro de la Sociedad Española de Criminología y Ciencias Forenses.

También solicitan la exhibición del material gráfico y sonoro obrante en las actuaciones y tener a disposición del tribunal las piezas de convicción incorporadas a la presente causa, como unas toallas, dos cuchillos y una zapatilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *