Junta de Andalucía

Recogen 50.000 kilos de tapones de plástico para el tratamiento de una niña con autismo

La familia de Sara, una niña de 15 años con autismo que reside en la capital onubense, ha logrado recoger unos 50.000 kilos de tapones de plástico para recaudar el dinero necesario para un tratamiento que podría mejorar la vida de esta niña. La familia ha calculado que para el tratamiento necesita unos 30.000 euros y hasta el momento han conseguido la mitad, unos 15.000, dinero suficiente como para iniciar el tratamiento que comenzará el Santiago de Compostela el próximo viernes 1 de julio.

La madre de la pequeña Sara, María Jesús Expósito, ha señalado en declaraciones a Europa Press que viajarán este martes hacia la capital gallega para iniciar el tratamiento el próximo viernes, un logro conseguido dos años después de que la valoraran en la Fundación Foltra de Santiago de Compostela y les diesen esperanzas de mejoría para la niña.

Durante este periodo han conseguido almacenar unos cuatro camiones por año de tapones de plástico, y esta iniciativa, junto con muchas otras llevadas a cabo por la provincia, han conseguido sumar la cifra de 15.000 euros necesarios para llevar a cabo este tratamiento con hormonas del crecimiento que se ha mostrado efectivo en otros pacientes.

Durante la primera fase del tratamiento a Sara se le inyectarán hormonas del crecimiento capaces de reparar células neuronales dañadas, lo que podría permitir una mejoría notable (nunca una curación) de la paciente. Además, este tratamiento irá acompañado de una gran cantidad de terapias de estimulación que podrían “cambiarle completamente la vida” ya que la esperanza de la familia es que “a nivel cognitivo” Sara pueda “comprender más cosas” además de realizar tareas como “comer sola o asearse” sin necesidad de que un adulto tenga que estar “las 24 horas con ella”, ha señalado la madre.

Durante los próximos tres meses Sara se someterá a esta terapia, tras lo cual se evaluará su evolución y se determinará el nivel de mejoría y la necesidad de seguir adelante con el tratamiento. En principio, su caso podría requerir de entre nueve y doce meses de tratamiento razón por la que continuarán recaudando dinero.

Además de los más de 30 puntos en los que se pueden donar los tapones de plástico para beneficio de Sara, también está previsto que se organicen una serie de eventos con este fin solidario. El próximo tendrá lugar en septiembre y será un campeonato de Kayak organizado por el club Onuba Kayak y en el que las inscripciones para el evento irán destinadas para este fin.

María Jesús Expósito ha asegurado que se siente “muy esperanzada” con este tratamiento y ha añadido que los dos últimos años han sido “una locura para toda la familia”. María Jesús ha asegurado que no viaja a Santiago “esperando un milagro” ya que sabe que “el autismo no tiene cura”, pero sí que tiene grandes “expectativas” por el trabajo que se realiza en esta clínica donde se han dado “buenos resultados en otros pacientes” y además, es el “único lugar” donde realizan este tipo de terapias, por lo que es algo que “no podemos dejar de intentar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *