La Fiscalía rebaja la pena a una multa de 1.000 euros a familiares de Ruth Ortiz

La Fiscalía ha rebajado la pena a una multa de 1.000 euros, a razón de seis euros diarios durante seis meses, para los seis familiares y amigos de Ruth Ortiz, madre de Ruth y José, asesinados en Córdoba en 2011 por su padre, José Bretón, –condenado por estos hechos– por un presunto delito de coacciones con la atenuante de arrebato u ofuscación.

Estas personas han sido juzgadas este miércoles en el Juzgado de lo Penal 9 de Sevilla por concentrarse en la puerta de la casa de Rafael Bretón, hermano de éste, en Tomares (Sevilla) cuando los niños estaban desaparecidos.

Según han informado a Europa Press fuentes judiciales, el Ministerio Fiscal le ha rebajado la pena al tener en cuenta las circunstancias en las que se produjeron estas concentraciones –algunas grabadas en vídeo que se han reproducido en sala–, y le ha quitado el atenuante de arrebato. Cabe recordar que en un principio, el fiscal pidió una multa de más de 2.500 euros para cada uno de ellos, a razón de seis euros durante 14 meses.

Por su parte, los acusados han reconocido los hechos, tal y como lo hicieron en declaraciones anteriores, pero la defensa ha mantenido que no se trata de un delito de coacción, sino, “en todo caso, de una falta”. Al respecto, la acusación particular solicita para estas personas tres años de prisión por estos hechos.

Concretamente, están imputadas por las concentraciones protagonizadas frente a la vivienda del denunciante cuando se investigaba la desaparición de los pequeños, motivo por el que prestaron declaración en marzo de 2014.

En un principio, estos familiares y amigos fueron absueltos tras admitir un recurso de apelación contra la sentencia que los condenaba al pago de 80 euros, sin embargo en febrero de 2014 la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla estimó otro recurso presentado por Rafael Bretón contra este auto absolutorio, por lo que volvieron a estar imputados. Finalmente, este miércoles se ha celebrado el juicio, que ha quedado visto para sentencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *