La hermandad de la Victoria, un líbero más

Hermandad de la Victoria con el Recreativo de Huelva.

Hermandad de la Victoria con el Recreativo de Huelva.

En la tarde de este jueves, 30 de junio, la Hermandad de la Victoria ha hecho entrega en su capilla de la aportación de la corporación a la campaña de salvación del Recreativo de Huelva “Líberos del Decano”, contribuyendo a saldar la deuda del club a corto plazo con la Asociación de Futbolistas Españoles para lograr evitar un descenso a Tercera División que provocaría su disolución y convirtiéndose así en “Protectora del Decano del Futbol Español”. Respondiendo a la llamada para la supervivencia del Recreativo, la Hermandad no dudó en sumarse de inmediato a la campaña y el pasado 10 de junio puso en marcha un plan de captación de donativos entre sus hermanos y la sociedad onubense, los cuales se implicaron de forma activa en esto reto crucial. Todos se comprometieron desde el primer minuto con la iniciativa de la Junta de Gobierno para ayudar al club de fútbol más antiguo de España, siendo muchos “líberos de la Victoria” los que han canalizado sus aportaciones a través de la Hermandad hasta llegar a sumar la cantidad de 1.005 euros. Al acto, presidido por el director espiritual de la Hermandad, Feliciano Fernández Sousa, quien pidió por la estabilidad y la salvación definitiva del equipo, asistieron el mayordomo de la corporación, Álvaro Barroso, quien hizo entrega del cheque al jugador Rubén Gálvez, en representación del Recreativo de Huelva; a la vicepresidenta de la Federación de Peñas del Club, Maribel Cruzán; y a Alejandro López en delegación del Recreativo Supporters Trust. Asimismo, quiso estar presente el capellán del club, Antonio Bueno, quien dedicó unas emotivas al recreativismo y su vinculación con la Virgen de la Victoria, que con justificado orgullo posee desde el año 2006 la primera Insignia de Oro y Brillantes del Club. La existencia más de 126 años después del Real Club Recreativo de Huelva es una victoria de todos los onubenses, un símbolo que ha sido mimado y luchado por miles y miles de vecinos de esta ciudad a lo largo de su historia; una pasión que se lleva en la sangre al nacer y que se cultiva en el corazón para hacerlo una forma de vida.

En nombre de la Hermandad, el promotor de Cultos, José María García, agradeció a todas y cada uno de los hermanos y onubenses que han colaborado con sus aportaciones a seguir manteniendo viva la llama del Recreativo, santo y seña de Huelva y un sentimiento para todos los españoles. Asimismo, dedicó unas emotivas palabras al club y a la plantilla, de los que dijo que “nadie podrá nunca lucir un título que dio sentido a todos los demás, porque ningún otro existiría si no hubiera nacido el Real Club Recreativo de Huelva. Son tiempos difíciles, a veces cuesta entender las espinas del camino, pero por muchas dificultades que vengan, tened claro que siempre podréis decir con orgullo que llevasteis el escudo primigenio, el que dio origen a todo y a todos, y que jamás podrán arrebatarnos la victoria de ser el equipo más antiguo de España. No olvidéis que sois el Recre, el Decano y que siempre a vuestro lado estará la Victoria”.

El acto finalizó con el rezo de la salve de todos los presentes a la Santísima Virgen de la Victoria.

One Response to La hermandad de la Victoria, un líbero más

  1. Fernando Fernández

    Increíble que el dinero público vaya al rescate de un club profesional de fútbol. En una comunidad con un 30% de paro y un 60% de paro juvenil (un 60%, es que hay que repetirlo para creerlo) el dinero que los políticos nos detraen de nuestras ya exiguas nóminas, vaya a parar, nos guste o no el fútbol, a profesionales privados que, sin restarles méritos, están mucho mejor pagados que la mayoría de los currantes y, no digamos, que los parados. El Ayuntamiento y otras instituciones públicas seguro que tienen otras prioridades. Si el alcalde y otros quieren que siga el Recre, que compren acciones o destinen dinero pero de su bolsillo particular, no del de todos nosotros. Queda muy bien ir de salvador con el dinero ajeno, el que nos recortan a los currantes normalitos y, obviamente, no se destina a verdaderas necesidades sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *