Inhumados en Zalamea los restos de ‘la tumba del marido de la Modestita’

Tumba del marido de la modestita Zalamea (1) Tumba del marido de la modestita Zalamea (2)Zalamea ha acogido una jornada dedicada a la memoria histórica que ha estado centrada en los trabajos realizados en la fosa conocida como la “tumba del marido de la Modestita”, ubicada en el entorno del Valle Redondo, al sur del casco urbano de la localidad.

Dichos trabajos se realizaron el pasado mes de octubre, siendo promotores la Coordinadora de la Memoria Histórica Cuenca Minera del Río Tinto, trasladándose al lugar un  equipo compuesto  por Técnicos de la Dirección General de Memoria Democrática de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, con la intención de recuperar los restos de Ramón Delgado López, (anarquista de Zalamea que formaba parte del Comité de CNT)  Según partida de nacimiento de Zalamea la Real, nació el día 3 de febrero de 1891, hijo de Ramón Delgado Romero, natural de Zalamea y de María de la Paz López Rodríguez y de Juan Guerrero Cacho, (miembro de izquierdas) Según partida de nacimiento, de Minas de Riotinto, nació en esa el día 24 de diciembre de 1887, hijo de Juan Guerrero López  y Dolores Cacho Ruiz. Ambos residentes en Zalamea la Real .

Según los testimonios de familiares y vecinos, Modesta Vázquez, viuda de Ramón Delgado, mantuvo el enterramiento hasta su fallecimiento.

Los trabajos de exhumación se extendieron durante dos semanas, certificándose la presencia de restos de dos individuos varones, así como una serie de objetos personales que llevaban consigo en el momento de su asesinato en febrero de 1938.

En el hall del Teatro Ruiz Tatay se pudo contemplar a través de un panel explicativo y un vídeo las tareas realizadas durante todo el proceso, exponiéndose el ajuar funerario consistente en algunos símbolos religiosos, restos de ropa y calzado, unas gafas y un botecito con medicinas.

En la sala principal, se proyectó un documental realizado por Onda Minera, Televisión de Nerva sobre los trabajos realizados en el enterramiento. Intervinieron; Juan Barba, en representación de la Coordinadora Memoria Histórica Cuenca Minera del Rio Tinto, Javier Giráldez, Director de Memoria Histórica de la Junta de Andalucía y Marcos Toti, alcalde de Zalamea, que resaltaron la necesidad de promover la localización y exhumación de los cuerpos como una exigencia de respeto y dignidad para con todas aquellas personas que pagaron con su vida la lealtad a sus ideas, a la legalidad democrática del gobierno de la II República.

Concluyó la jornada con la inhumación de los restos de Ramón Delgado y Juan Guerrero en un columbario del Cementerio Municipal, donde se leyó el poema “Para la libertad”, de Miguel Hernández. Una vez concluyan las pruebas de ADN, se colocará una lápida con los nombres de estos dos represaliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *