Los miércoles müzziculturales llegan a la barriada de Fuentepiña

Miërcoles MüzziculturalesEl parque de la Luz de Fuentepiña acogerá este miércoles, 13 de julio, a partir de las 20.00 horas, una nueva jornada del ciclo ‘miércoles müzziculturales’, en la que Brasil será la protagonista.

La programación comenzarán con el taller infantil ‘El pintor de la samba: Emiliano Di Cavalcanti’ por Latente. En esta sesión nos trasladaremos a Brasil, conectaremos con su rica cultura tan ligada a la música y el baile. Estudiaremos cómo surgieron y han evolucionado estilos como la samba y la bossa nova. Bailaremos y conoceremos sus instrumentos.

Nos sumergiremos en el universo creativo del pintor Emiliano Di Cavalcanti, impulsor del modernismo brasileño y creador de una imagen de Brasil mestiza. Supo plasmar en sus lienzos la esencia de la cultura tradicional y de sus manifestaciones musicales. Daremos rienda suelta a nuestra creatividad inspirándonos en sus creaciones.

A continuación, a las 21.15 horas, tendrá lugar taller de samba por Ana Terrada.

A las 22.00 horas, la música brasileña llega a la barriada onubense de la mano de Urubú, un proyecto musical en el que sus componentes tratan de transmitirnos su visión y su admiración por la bossa nova y la música popular brasileña en general. En su repertorio hallaremos cada vez más temas propios, aunque siguen adaptando en sus directos tanto clásicos de la bossa nova, como un vistazo del panorama musical brasileño . Así podremos encontrar revisiones de temas de ‘Os Novos Baianos’, ‘Jobim’, ‘Marisa Monte’s, ‘Vinicius de Moraes’ o ‘Sergio Mendes’.

AUÊ! será el encargado de poner el broche de oro a la jornada con un concierto que dará comienzo a partir de las 23.00 horas. El grupo abordará choros, sambas, forrós y otros ritmos brasileños de autores clásicos como ‘Pixinguinha’, ‘Jacob do Bandolim’, ‘Benedito Lacerda’, ‘Valdir Azevedo’ y otros más Contemporáneos como ‘Paulinho da Viola’, ‘Airto Moreira’, ‘Hermeto Pascoal’, ‘Egbert Gismonti’, ‘Jovino Neto’, entre otros, con un estilo desenfadado y lleno de virtuosismo. El concierto intenta replicar las “rodas de choro”, sesiones semi-improvisadas donde el público escuchaba de cerca los instrumentos sin ampli?cación, generando más intimidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *