Junta de Andalucía

12 niños saharauis pasan el verano en Almonte

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De la mano de la Asociación almonteña Rocío para Sáhara, el programa Vacaciones en Paz ha vuelto a traer al municipio de Almonte, tal como lo viene haciendo desde el año 1997, hace más de dos décadas, a un grupo de menores habitantes de los campos de refugiados de Tynduf para que pasen dos meses de verano en el municipio con familias almonteñas de acogida. Se trata de un grupo de 12 menores, nueve que llegaron el pasado 29 de junio, y tres que ya se encontraban en la localidad cursando estudios, según ha explicado hoy la presidenta de la citada asociación solidaria, Salud Martín.

El ayuntamiento de Almonte, hermanado con Farsía y  mantiene un convenio anual con la asociación Rocío para Sáhara,  les ha ofrecido hoy una recepción especial a los  menores saharauis y a sus familias de acogida, entregándoles mochilas, carnets gratuitos para piscinas municipales e instalaciones deportiva, y para el transporte público interurbano a fin de facilitar que conozcan tanto Almonte como El Rocío y Matalascañas.

Junto a la alcaldesa de Almonte, Rocío Espinosa, han participado en el acto la presidenta de la Asociación almonteña Rocío Para Sáhara, Salud Martín,  y Luís Cruz, presidente de la federación provincial de Huelva de asociaciones amigas del pueblo saharaui, quien ha expresado a la alcaldesa su reconocimiento hacia el compromiso solidario del ayuntamiento de Almonte con el pueblo saharaui a través de Rocío para Sáhara, principalmente.

Los menores estarán en el municipio hasta finales de agosto, y recibirán en estas semanas revisiones médicas y una alimentación vital para subsanar las muchas carencias que tienen en los campamentos refugiados.

Rocío Espinosa ha puesto el acento en la necesidad “de que con actos como éste se visibilice la necesidad de ayuda solidaria que sigue teniendo el pueblo saharaui, refugiado en los campamentos de Tinduf con unas condiciones de vida penosas, que sobrevive gracias a la solidaridad. Para la alcaldesa “considero importante expresar el reconocimiento del ayuntamiento a las familias que acogen a estos niños, dando prueba de un auténtico espíritu solidario, estableciendo lazos afectivos que el paso del tiempo no rompe”.

Con respecto a la Asociación Rocío para Sáhara, la alcaldesa ha destacado en su intervención “la constancia de una labor que no ceja en su empeño de aportar recursos vitales como comida y afecto sincero a las personas más vulnerables del pueblo saharaui: sus niños”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *