Junta de Andalucía

El Poblado Tartésico de Obras Cristianas, un ejemplo de integración social

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en Huelva, Rafael López  Fernández, visitaba en la mañana de este martes el denominado ‘Poblado Tartésico’, un proyecto del Centro Ocupacional de Cristo Roto, perteneciente a la Asociación de Obras Cristianas de Gibraleón que preside el padre Diego Suárez Mora.

Acompañadas ambas personalidades por el director del nuevo proyecto, José Antonio Bohórquez, la arqueóloga Olga Guerrero -en calidad de asesora histórica y documentalista en el ‘Poblado Tartésico’- y una nutrida representación de trabajadores de Obras Cristianas, el grupo visitó detenidamente las diferentes instalaciones de este nuevo proyecto de integración social a través de la historia.

El denominado ‘Poblado Tartésico’ consiste en un proyecto que quiere acercar a los niños jóvenes y a todos los demás segmentos de la población y colectivos sociales a las personas con discapacidad intelectual para compartir entre todos una experiencia lúdica, festiva y cultural desde el conocimiento de la primera gran civilización que existiera, ya en el siglo VIII antes de Cristo, en la provincia de Huelva: Tartessos.

Una visita guiada por los diferentes sectores del ‘Poblado Tartésico’, en la que Olga Guerrero fue desgranando los contenidos históricos de cada uno de ellos -hábitat, ritos funerarios, cerámica, alimentación, metalurgia, agricultura, ganadería, etc-, causando una gran expectación en los asistentes. A continuación, ya en el turno de palabra, el presidente de Obras Cristianas de Gibraleón, Diego Suárez, agradeció “sinceramente” la visita del delegado territorial, “la más necesaria e importante de todas”, subrayando la necesidad de “considerar a todas las personas iguales, sin que se produzcan diferencias a causa de las distintas capacidades que cada uno de nosotros podamos tener o no”, incidiendo en el hecho de que “es imprescindible la integración total de personas con otras capacidades distintas a las nuestras”, sobre todo porque “no por ello somos mejores que ellas, sino iguales”.

Finalmente, Rafael López subrayó el trabajo de Obras Cristianas como “un verdadero referente a nivel provincial”, calificando de “innovador e imaginativo el Poblado Tartésico y un modelo muy interesante de integración social”, al tiempo que destacaba el “plus adicional de convicción moral que tienen los trabajadores de Obras Cristianas” que les lleva a entregarse al cien por cien en su trabajo de atención al necesitado, afirmando que “mi Delegación  continuará colaborando en proyectos y realidades tan avanzadas y positivas como la que hoy acabo de conocer aquí en Cristo Roto”.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *