Junta de Andalucía

Fresaflor duplicará sus instalaciones en San Bartolomé

fresaflorLa Comisión de Ordenación del Territorio de la provincia de Huelva ha dado luz verde este miércoles a una modificación en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de San Bartolomé de la Torre que permitirá duplicar el suelo disponible y las instalaciones de la cooperativa Fresaflor, de la que depende “el 50 por ciento del Producto Interior Bruto del municipio”.

comision urbanismo  (1) comision urbanismo  (2)En declaraciones a los periodistas antes de iniciar la comisión de Ordenación del Territorio, el alcalde del municipio, Manuel Domínguez Limón, ha señalado que esta actuación permitirá ampliar los terrenos de los actuales 9.000 metros cuadrados de la cooperativa en suelo urbano consolidado hasta alcanzar los 20.000 de los cuales sólo podrá construir en el 46 por ciento según fija el propio PGOU local.

Domínguez ha explicado que Fresaflor es una cooperativa compuesta por 18 empresas que trabaja en la manipulación de productos agrícolas con más de 300 trabajadores en campaña, y que en la recolección puede implicar a “miles de personas” en torno a la actividad agrícola, no solo de fresa sino también de arándanos, moras y cítricos.

Según el alcalde, la empresa se gestó hace 70 años y “por suerte se está desarrollando” hasta el punto de que se ha quedado sin suelo para poder seguir aumentando sus instalaciones. Con esta modificación puntual está “todo preparado para poder otorgar la licencia de obra en cuanto se cumplan con los plazos legales”.

Domínguez Limón ha recalcado que es la “única cooperativa del pueblo” y que estas obras pueden ser un revulsivo para el municipio ya que “si se duplican las instalaciones puede haber al menos 500 personas durante la campaña en la manipulación además de lo que genera la obra civil”.

El alcalde de San Bartolomé de la Torre ha declarado que actualmente “no había más terreno” lo que podría suponer que la cooperativa tuviera que irse “a otro lugar” lo que supondría a su vez “una gran inversión económica para la empresa y perder un gran activo para el pueblo”.

Por ello se ha optado por esa modificación a suelo urbano consolidado industrial que permitirá que el “proyecto de ampliación de instalaciones sea una realidad”.

Según ha señalado Domínguez Limón este proyecto es un “ejemplo” de lo que queremos los alcaldes y los empresarios para que “la normativa se adapte a la capacidad de desarrollo que tiene un pueblo”, más aún si el 80 por ciento de la economía del pueblo depende de la actividad agrícola.

El alcalde bartolino ha agradecido a la delegación territorial de Medio Ambiente su “agilidad” ya que “si no llega a ser por esa celeridad puede que el pueblo no tuviera futuro” por lo que se mostró “satisfecho” por el trabajo demostrado por la Junta de Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *