Junta de Andalucía

‘El lago asesino’ de Puebla de Guzmán

(Foto: elpais.com)

(Foto: elpais.com)

La Corta Guadiana, en el término municipal de la localidad onubense de Puebla de Guzmán, alberga el único ‘lago asesino’ encontrado en Europa, según publica elpais.com. El lago artificial se encuentra en la Corta Guadiana, en Las Herrerías, y su peligro radica en que en su interior alberga 80.000 metro cúbicos de dioxido de carbano (CO2), un gas formado por las aguas ácidas producidas por la antigua actividad minera en contacto con carbonatos de los suelos, que podrían convertirse en una nube letal en el caso de que se dieran una condiciones determinadas.

El Instituto Geológico y Minero de España, un organismo público, va a firmar un convenio con la Dirección General de Minas de la Junta de Andalucía para eliminar el gas acumulado en el lago, según adelanta el investigador Sánchez España, que calcula que bastarán unos 8.000 euros para instalar una tubería de 90 milímetros de diámetro anclada al fondo, por la que el gas salga poco a poco, como en un espray, en un plazo de unos nueve meses. Su equipo ya ha probado una planta piloto.

El lago está siendo investigado por Javier Sánchez España y Bertram Boehrer, que han explicado a elpais.com que la probabilidades de que ocurra una situación similar a las que se dieron en lagos similares de Camerún en los años ochenta, cuando murieron más de 1.700 personas, son remotas. En el caso del lago de Puebla de Guzmán, en principio no hay riesgo para el pueblo, de unos 3.000 habitantes, pero sí para las personas que estuvieran en las inmediaciones de una hipotética erupción.

“En Corta Guadiana no va a ocurrir lo mismo que en Camerún, no hay que alarmarse. La nube se quedaría confinada en la Corta, pero hay gente que pasea por la zona”, advierte el geoquímico español. Su estudio calcula que una liberación repentina del gas disuelto en el fondo del lago formaría una nube irrespirable de CO2 puro de cinco metros de altura, una cantidad insuficiente para saltar las paredes del pozo, pero letal para los paseantes que estuvieran en el interior de la corta. La antigua mina está protegida por un vallado que no se respeta.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *