Ninguna mujer onubense se beneficia de la ley de titularidad compartida para el campo

FresaNinguna mujer onubense se ha beneficiado de la ley de titularidad compartida para explotaciones agrarias más de cuatro años y medio después de su puesta en marcha, el 5 de enero de 2012. La ley prevista para mejorar la situación de la mujer en el campo y para trabajar por la igualdad en el ámbito rural ha conseguido en este aspecto un cero por ciento de eficacia, según datos aportados por la Diputación Provincial de Huelva.

En Huelva existen 11.952 explotaciones con terrenos de las cuales 11.158 están en explotación con una media de 47 hectáreas por cada una de ellas. En cuanto a la titularidad de todas estas explotaciones, 8.405 pertenecen a hombres, mientras que 2.753 son para las mujeres. La desigualdad en este terreno es por tanto de un 76 por ciento pertenecientes a los hombres por un 24 por ciento de explotaciones cuya titularidad recae sobre las mujeres.

Recientemente, la Diputación de Huelva ha tratado de impulsar la titularidad compartida entre hombres y mujeres en las explotaciones agrarias y ganaderas con una moción que insta al gobierno a reducir el número de trabas legales puestas para tal fin.

La secretaria general de la Asociación de Mujeres Rurales de Andalucía (Ademur), Paqui Iglesias, ha destacado en declaraciones a Europa Press que la Ley de Titularidad Compartida “quedó durante demasiado tiempo apartada en un cajón” y no se ha “desarrollado adecuadamente”.

Desde Ademur señalan que la ley se estableció para que las mujeres que trabajan junto a sus cónyuges en el campo, tuvieran derechos ya que al no cotizar en la seguridad social “no tenían capacidad de acceder a una pensión o a una baja por maternidad”, por lo que de facto, no tenían “ningún derecho” pese a trabajar igual que sus parejas.

Desde Ademur han explicado que para poder acceder a las ayudas que contempla la ley, una explotación tiene que estar “dada de alta en cada comunidad autónoma en un registro”, algo que ni en Andalucía ni de forma provincial “se ha hecho”, por lo que “aunque hay algunos mecanismos” lo cierto es que las mujeres “no saben dónde acudir” para beneficiarse de las ayudas de ley de titularidad compartida, que sobre todo contemplan bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social.

Iglesias ha señalado que la realidad es que no hay un registro provincial de titularidad compartida, por lo que finalmente muchas mujeres están terminando por darse de alta como trabajadores agrarios ya que el proceso les resulta mucho más sencillo.

La secretaria de Ademur Andalucía ha señalado también que las bonificaciones a las cuotas de las seguridad social, se llevan a cabo sólo en algunos tramos, por lo que ha pedido “más flexibilidad” de las administraciones en este sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *