Junta de Andalucía

Gibraleón regresa a la MAS y el PP dice que el agua subirá un 39%

El PP denuncia que la entrada de Gibraleón en la MAS supondrá una subida del 39% en el recibo de agua

El Pleno del Ayuntamiento de Gibraleón ha aprobado este viernes en sesión plenaria ordinaria la adhesión a la Mancomunidad de Aguas y Servicios de la provincia de Huelva (MAS), evitando así el pago de los 4,5 millones de euros que se le exigía por la salida “a las bravas” en el año 2013 bajo el mandato del popular Gómez Cueli.

La alcaldesa, la socialista Lourdes Martín, se ha mostrado “muy satisfecha” con el acuerdo alcanzado con la MAS porque “así evitamos que sea el pueblo de Gibraleón quien pague el capricho de la privatización del agua a manos del anterior equipo de gobierno con la ayuda de IU”. Según detalla en un comunicado, si tuviera que hacerse efectivo el cobro de la deuda, cada hogar olontense tendría que pagar alrededor de 1.000 euros, más el coste del recibo del agua.

Martín ha declarado que no querían verse “en la situación de otros municipios de la provincia que han tenido que hacer frente al pago de esta deuda”, como son La Palma del Condado o Bollullos, con sentencia firme, o Cartaya y Cortegana.

Además de la condonación de la deuda, la adhesión a la Mancomunidad supondrá mayores ingresos para las arcas municipales, ya que se genera un canon por el uso de las instalaciones de 337.410,19 euros frente a los 250.000 ofrecidos por la empresa privada en el contrato de emergencia.

La primera edil ha remarcado que “lo realmente importante de este convenio es su carácter social, ya que la MAS ofrece una serie de bonificaciones sociales para aquellas familias que sufren con mayor rigor los efectos de la crisis económica”.

“No se cortará el suministro de agua a aquellas familias cuyos ingresos no superen el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem)”, lo que es una tranquilidad para este equipo de gobierno que ha tenido que ser testigo de cómo la empresa privada ha realizado cortes de suministro indiscriminados a familias necesitadas de nuestro pueblo”.

Desde el consistorio olontense también han destacado la apuesta por las mejoras de las infraestructuras recogidas en esta propuesta, tales como la implantación de una estación en la barriada de la Bocina, el proyecto de sustitución de redes actuales por nuevas tuberías de polietileno de alta densidad en la barriada San Rafael o la sectorización de la red de abastecimiento de agua en Gibraleón.

REACCIONES

PARTIDO POPULAR

El Partido Popular ha lamentado que el Ayuntamiento de Gibraleón, gobernado por el PSOE, haya aprobado en el Pleno municipal y con el voto en contra del PP y de Podemos, la entrada del municipio en la Mancomunidad de Servicios (MAS) lo que, a juicio de los populares, supondrá, además de un empeoramiento en las condiciones de un servicio que hasta ahora venía prestando Aqualia mediante un contrato de emergencia, el encarecimiento del recibo del agua en un 39 por ciento.

Así lo ha indicado el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Gibraleón, Manuel Gómez, que ha insistido en que la decisión  adoptada por el equipo de gobierno “no tiene en cuenta los intereses de los vecinos y vecinas de Gibraleón, que pagarán a partir de ahora casi un 40 por ciento más por el agua, sino el interés del PSOE”.

Gómez, ha recordado en el Pleno los incumplimientos de la empresa instrumental de la MAS, Giahsa, que motivaron el rescate del servicio en la etapa de gobierno del PP. El popular ha subrayado que el PSOE en 2010 “entregó el agua a Giahsa sin mirar los intereses de Gibraleón y sin importarle la gestión del agua, dando a esta empresa la concesión y propiedad de las redes de abastecimiento que eran propiedad del ayuntamiento desde tiempo inmemorial como se acreditaba en las fichas del inventario de bienes inmuebles municipal”.

“Entregaron el derecho adquirido del agua del pantano del Sancho a cambio de problemas, deficiencias e incumplimientos, ha apostillado el popular.

Del mismo modo, ha señalado que “el pago anual del canon que se acordó  por 283.515€ al año, no se pagó ni en 2010 ni en 2012 por parte de la empresa, y en el año 2001 fue abonado sólo en parte y con un considerable retraso”.

Asimismo, ha afirmado que “el pago por el servicio la recogida de basura, por la que se llevaban un premio de cobranza del 4%, jamás se llegó a realizar” ni tampoco se presentaron de forma anual al Ayuntamiento ninguna liquidación anual objetiva donde se especificara el desglose de los servicios prestados y realizados. Es más, ha añadido Gómez, “la única que nos presentaron, tras pedírsela en reiteradas ocasiones, fue la del 2011 y en ella Giahsa cobraba al Ayuntamiento hasta las averías pese a que esta empresa era la titular de las redes de abastecimiento”.

Además, Gómez ha recordado que en la etapa de prestación del servicio por parte de Giahsa, “se cortaba el suministro del agua a los vecinos sin ningún remordimiento, e incluso se les amenazaba con cartas de embargo por el SGT por no pagar el agua”. El PSOE, ha subrayado Gómez “perdió el control absoluto de la gestión del agua a cambio de nada y pretenden ahora volver a hacer los mismo”.

Gómez también ha señalado que el endeudamiento de la MAS, que originó una operación de refinanciación con la empresa Taconic por valor de 65 millones de euros, supuso un encarecimiento en la factura del agua debido al 14 por ciento de interés que conllevó esta operación y que gravó en un 30 por ciento la factura del agua.

Por último, Gómez ha insistido en que “los municipios de Valverde y Cartaya, que se encontraban en una situación similar a Gibraleón y ante la demanda y el acoso de la mancomunidad, optaron por encomendar la gestión a un gabinete de abogados de prestigio y con amplia experiencia y han obtenido sentencias favorables en sus procedimientos, el mismo resultado que puede tener Gibraleón si el Ayuntamiento mirara por los intereses municipales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *