Huelva amplía a dos años el fraccionamiento de pago del IBI para familias en exclusión

El Ayuntamiento pone en marcha un nuevo protocolo para que las familias con dificultades puedan asumir sus cargas tributarias

foto AyuntamientoEl Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Huelva ha puesto en marcha un nuevo protocolo para que las familias con mayores dificultades económicas puedan asumir sus cargas tributarias con la máxima flexibilidad posible, protegiéndoles de posibles embargos.

Con la medida impulsada desde las concejalías de Economía y Políticas Sociales, para los contribuyentes más vulnerables, el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) -y las deudas derivadas de su aplazamiento en determinados casos- se está fraccionando en condiciones especiales con la finalidad de reducir sus cuotas, ya que los planes de pago que se han ofrecido a los onubenses en los últimos años no eran asumibles para muchas familias.

Así, como ha explicado la concejala de Políticas Sociales e Igualdad, Alicia Narciso, si antes los pagos se podían realizar en un máximo de 12 mensualidades, el Ayuntamiento ha ampliado el periodo a 24 meses “para dar el doble de margen a estas familias, siempre que su situación de emergencia social esté acreditada con un informe de nuestra Concejalía”.

“Había que ir más allá -ha recalcado Narciso- y dar una respuesta desde lo social porque si, por ejemplo, hay unidades familiares que ingresan al mes 420 euros y tienen acumuladas deudas respecto al pago obligatorio de la contribución, aunque en su momento se les diera oxígeno con un aplazamiento, no pueden pagar 200 euros al mes”.

Por ello, desde el área de Políticas Sociales, emitiendo informe de vulnerabilidad y exclusión social, se solicita un aplazamiento a estas familias para adecuar la cuota mensual a su nivel de ingresos, “con lo que no solo se les alivia, sino que se les protege ante un posible embargo de su cuenta corriente”, ha apuntado la concejala.

“La prioridad de este Equipo de Gobierno es trabajar por ayudar a quienes más lo necesitan y dignificar la vida de las personas, que son lo primero. Desde hace un año, aquí se atiende y escucha a las personas, y estaba claro que no podíamos permanecer de brazos cruzados cuando hay hogares que están asfixiados, en los que apenas entra dinero y no se llega a fin de mes. En casos debidamente contrastados –ha puntualizado la edil- debemos darle a estas familias todas las facilidades posibles, para que sus obligaciones tributarias no les lleguen con recargos y se agrave aún más su situación”.

En esta misma línea, desde el Consistorio onubense se está promoviendo la ayuda al pago de suministros vitales para los hogares con mayores dificultades económicas, a través de los protocolos puestos en marcha por el Equipo de Gobierno para que a ninguna familia onubense se le corte la luz, el agua o el gas. Un trabajo que se está canalizando a través de la Comisión contra la Pobreza Energética creada en este mandato, “que se está distinguiendo por un marcado compromiso social”, ha concluido la concejala. En este sentido, Narciso ha recordado que los presupuestos municipales de 2016 van a suponer un nuevo impulso en esta dirección con doble consignación para las ayudas sociales al alquiler o la dotación de 250.000 euros para el economato Resurgir.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *