4 consejos para la reforma de tu hogar

Reformar nuestra casa es algo que nos ilusiona y asusta a partes iguales. Por un lado, todos soñamos con conseguir que nuestra casa luzca despampanante y estilosa. Por el otro, se vislumbra una temporada llena de cambios, polvo e incertidumbre acerca. Uno nunca tiene la certeza de si lo que ha decido quedará bien o no.

¿Dudas entre esperar otro año más o empezar con la transformación de tu casa ya mismo?

Hoy te traemos 4 consejos que te harán dar el salto de manera definitiva. Te faltará poco para coger la paleta tú mismo.

El dolor de cabeza del presupuesto

Una de las cuestiones que más nos preocupa a la hora de realizar cualquier cambio es el dinero. Normal, siempre parece que el precio de cualquier reforma que queramos realizar se dispara por las nubes.

Un buen ejemplo de ello, son los baños.

Tanto si te estás planteando cambiar tu bañera por un plato de ducha, como si solo quieres modificar su aspecto para modernizarlo, lo más normal es que te estés preguntando cuanto cuesta reformar un baño.

Lo primero que tienes que valorar a la hora pedir precios para modificar tu baño es la empresa.

No solo se trata de que sean profesionales, sino que también te tienen que garantizar la calidad de los materiales y que todo vaya a estar rematado a la perfección. No olvides los problemas que puede dar a la larga el agua.

También es muy importante que la empresa realice un buen estudio de las necesidades que tienes. Hay muchos baños que cuentan con espacios muy reducidos, por eso para poder aprovechar cada centímetro que tienes hay que realizar antes un buen estudio.

Lo normal es que la empresa acuda a tu casa, examine las medidas y te plantee opciones.

Ser capaz de aprovechar bien el espacio es algo fundamental a día de hoy, valóralo cuando estés buscando empresa.

¿Qué se está llevando este 2016 en cuánto reformas de baños?

Los azulejos con aspecto retro. Además, las opciones son infinitas.

Mientras hay personas a las que les gusta realizar distintas combinaciones de mosaicos, hay otras que buscan resultados más especiales. Están funcionando muy bien los azulejos tipo ladrillo con acabado brillante.

No te precipites y cerciora los resultados

Cuando uno comienza con las reformas ve que cada segundo se hace eterno. Acabas de empezar, pero ya estás deseando acabar.

Sin embargo, esta falta de paciencia puede hacer que cometamos algunos errores. Uno de los más habituales tiene que ver con fallos en el sellado.

Justo lo acabamos de mencionar en el apartado anterior, cuando una obra no se remata bien siempre hay riesgo de fugas de agua.

Y el agua es una  filtración muy complicada de solucionar. Principalmente, porque conseguir localizar la fuga es muy difícil.

Si estás frente a un problema de filtraciones, lo mejor que puedes hacer es contratar a un fontanero especializado en fugas de agua.

Estos especialistas cuentan con una tecnología específica que permite localizar las filtraciones de una forma sencilla.

No es una cuestión a desdeñar, ya que esto facilita el poder valorar si la fuga es grave o no. Lo que también facilita la reparación.

Gracias a esto te vas a ahorrar muchos desperfectos y molestias.

Échale cemento

El cemento es un material muy conocido por todos, pero no en la forma que te vamos a explicar hoy.

El cemento alisado no solo es económico, sino que se adapta a cualquier material. Otra característica es que se pueden conseguir muchas tonalidades.

Pero lo que más llama la atención del microcemento alisado es su gran resistencia y lo sencillo que resulta de limpiar. El resultado son suelos muy uniformes y con un acabado muy brillante.

Si buscas otro tipo de resultados, también puedes probar con los alisados de hormigón. En este caso, puedes jugar a trabajar con distintas tramas y con varias tonalidades.

No, el cemento no solo es gris. Eso ya se acabó hace mucho tiempo. Ahora el abanico de colores donde elegir es bastante amplio

Sé previsor y juega con tu distribución

A todos nos da miedo tirar tabiques, pero si tienes que realizar una reforma, es el momento ideal para que te plantees cambiar la distribución de tu casa.

Cuando compramos nuestra vivienda y vemos los planos, pensamos en mil y una combinaciones. Si esto lo tirase y lo pusiese aquí. Si este pasillo lo eliminase, ganaría para hacer una habitación. Y así miles de ideas.

Si vas a cambiar el baño, la cocina o cualquier otra habitación, por qué no aprovechar a hacer una cambio más grande.

Una de las reformas más útiles que se pueden hacer es que habilites una pequeña habitación a modo zona de planchado.

Una habitación estrecha donde puedas tener siempre la tabla de planchar desplegada. ¿A quién no le vuelve loco tenerla siempre cruzada por la cocina o el salón?

En cambio, si el espacio te lo permite y puedes realizar un pequeño cambio de distribución, es estupendo que puedas crear este pequeño cuarto.

Además de eliminar la tabla de planchar, tener este cuarto te va a permitir el poder tener un centro de planchado.

Estas planchas no solo son estupendas porque planchan mejor, sino que también puedes introducirles más agua. Ambas características te permiten ganar mucho tiempo a la hora de planchar, sobre todo si sois varios en casa.

Sin embargo, este tipo de planchas tienen dos inconvenientes: su peso y su gran tamaño. Pero estos dos problemas se solucionan al tener tu cuarto de planchado.

Si estás a la búsqueda y captura de un centro de planchado, te recomendamos que eches un ojo a kualuzz.com.

En esta web vas a encontrar una comparativa amplísima de los mejores centros de planchado que existen en estos momentos.

Si no sabes qué centro de planchado comprar, allí encontrarás toda la información y ofertas que necesitas.

Ahora que nos dices, ¿se te han disparado las ganas por reformar tu casa y ya te ves tirando tabiques? El verano siempre es un buen momento para hacer cambios y meterle una buena modificación a tu hogar.

Aprovéchate de los consejos que te hemos dado y haz que tu casa luzca como siempre has querido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *