Junta de Andalucía

El Parque Natural Sierra de Aracena recupera el cernícalo primilla

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha logrado recuperar en el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche el cernícalo primilla (Falco naumanni), una especie incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.

La Delegación Territorial, asesorada por la Asociación Lutra y ayudada por voluntarios del Parque Natural, ha concluido con éxito la primera fase del proyecto, en la que también ha colaborado el Ayuntamiento de Aracena. Los once pollos utilizados bajo el sistema de ‘hacking’ han logrado madurar en la zona después de llegar de los centros de recuperación de especies amenazadas de Sevilla y Cádiz. Ya han dejado este espacio protegido por sí mismos y los técnicos confían en que la migraciones los devuelvan ya adultos al Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche.

El ‘hacking’ es una técnica de cría campestre controlada que consiste en criar pollos en estado de semilibertad. Los técnicos colocan nidos que simulan a los naturales y proporcionan comida a las aves. Esto permite que los pollos se adapten al nuevo medio y aprendan a buscar el alimento y a desenvolverse por sí mismos en el medio natural.

En el caso de esta pequeña ave falconiforme fue necesario alimentar a los pollos dos veces al día durante mes y medio hasta su liberación. Previamente, los encargados de plasmar el proyecto habían instalado los nidales en una estructura cuadrada de dos metros. La ubicaron en una zona de pastizales y dehesas abiertas idónea para servir de cazadero. Esta especie se alimenta principalmente de pequeños roedores e insectos. Los técnicos accedían por la parte trasera del jaulón para alimentar a los pollos en un primer momento, ya que es requisito para el éxito de método evitar la impronta en las cría. De esta forma no detectan quién les proporciona la comida.

Los 11 cernícalos primilla emprendieron el vuelo hacia otras colonias pasados unos 90 días, al calor de las migraciones al continente africano.

La Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio prevé una continuidad del proyecto de entre dos y tres años. Si el éxito se mantiene en las próximas ediciones, se creará una colonia natural en el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, objetivo último de esta actuación.

Numerosas demarcaciones del territorio español y del resto de Europa han materializado planes similares con resultados generalmente satisfactorios. Con ellos se recupera una especie que vio desaparecer sus hábitats y, en concreto, sus lugares de nidificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *