La portería del PAN sigue bien cubierta

Emilio Guerrero, portero del PAN Moguer.

Emilio Guerrero, portero del PAN Moguer.

El Club Balonmano Pedro Alonso Niño de Moguer ha iniciado la confección de la plantilla para la temporada 2016-17 con la renovación de dos pilares de su equipo en la pasada campaña, los porteros. Emilio Guerrero y Fran Garrido continuarán en el equipo amarillo para aportar seguridad y reflejos, para parar lo máximo posible ante los disparos rivales. Emilio Guerrero vivió una temporada con luces y sombras por las lesiones, pero cuando estaba en buenas condiciones el joven portero onubense demostró el desparpajo que le caracteriza, efectividad sin que le pudiera la presión de pasar a ser la referencia bajo los palos. Es su tercera temporada en el primer equipo y llega a ella “con mucha ilusión y con muchas ganas de seguir aprendiendo”. Desea que le respeten “las lesiones” y poder así “demostrar mi valía para la responsabilidad que se le presupone a un portero de Primera Nacional“. En esta línea Guerrero, que nuevamente será clave en el equipo, ha resaltado que está “muy orgulloso” por seguir una temporada más “en este gran club” y sobre todo “con estos excelentes compañeros. Junto a ellos el día a día es mucho más sencillo”. A partir de la semana que viene estará a las órdenes del nuevo técnico, Javier Socías, del que ha dicho que es “una elección muy acertada. Pese a que aún el equipo no ha echado a andar, Javier nos ha demostrado mucha ilusión, implicación y capacidad de trabajo. Ahora es momento de prepararnos para una dura temporada y ayudarle en todo lo que esté en nuestra mano”. Guerrero ha considerado que la nueva campaña se presenta “muy difícil”, ya que “casi todos los rivales se han reforzado”. Ha señalado que “quizás no tengamos los recursos económicos de otras entidades”, pero ha subrayado que eso “no debe ser excusa. Somos un equipo plagado de canteranos, que debe hacer de la juventud y la ilusión nuestras máximas virtudes”. Así pues, la propia competición será “la que nos marque los objetivos. Como he dicho antes, es tiempo de ponernos a tono físicamente y asimilar conceptos para estar preparados de cara a nuestro debut en el Zenobia”. Su compañero en la portería del PAN Moguer será Fran Garrido, otro joven portero con muchas cualidades, como demostró en los partidos en los que estuvo en la pista. Es un guardameta de gran envergadura y temple y que lleva nada menos que 21 temporadas consecutivas en el club pero “con la ilusión de la primera”, ha señalado el moguereño, que ya debutó en el primer equipo con 18 años con Julio Bermúdez y llegó a formar parte del equipo en División de Honor Plata, compatibilizándolo con el filial. La pasada campaña fue importante y está llamado a serlo de nuevo.

“Estoy muy contento por seguir un año más jugando”, ha declarado Garrido, que echando la mirada atrás recuerda que la campaña anterior se les hizo por momentos “muy larga, debido a la gran cantidad de lesiones que tuvimos, pero aun así cumplimos con el objetivo de la permanencia, pero con la sensación de poder haber quedado mejor calificados”. En lo personal califica su temporada como “correcta, en la que fui de menos a más debido a que me perdí gran parte de la pretemporada por motivos laborales”, ha opinado el portero moguereño, que ha visto “ilusionante” el proyecto que se está formando con Socías a la cabeza. “Creo que la idea en principio es mantener casi el mismo bloque que el año pasado, pero con un nuevo entrenador, del cual esperemos aprender rápido lo que nos pida y adaptarnos a su estilo de trabajo”. A la ahora de marcar nuevas metas ha considerado que “el objetivo mínimo que deberíamos marcarnos sería conseguir la permanencia de forma tranquila, es decir, estar en la primera mitad de la tabla. De ahí para arriba todo sería bien venido y querría decir que estamos haciendo las cosas bien, cosa que es posible”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *