Junta de Andalucía

La Palma del Condado arropa a la Virgen del Valle

(Foto: @RichardoFlores )

(Foto: @RichardoFlores )

A las 12 de la noche se desataba una aparatosa tormenta que hizo peligrar seriamente la salida procesional de la Patrona de La Palma, Ntra. Sra. del Valle Coronada.

A las 12 del mediodía la Hermandad Patronal pudo celebrar con solemnidad su Función Principal de Instituto en la Iglesia Parroquial. La Sagrada homilía estuvo a cargo del párroco de la localidad, José Silvestre González y la hermandad hizo pública protestación de fe. La Hermandad estuvo arropada por las autoridades civiles con el alcalde Manuel García Félix al frente, representantes de todas las hermandades y cientos de palmerinos. Una jornada diurna de calor y bochorno que presagiaban la formación de la tormenta de la noche.

Tras una hora de incertidumbre, La virgen del Valle aparecía por las puertas del templo un año más para cumplir junto al pueblo de La Palma el Voto Perpetuo del Rosario de 12, que se ha cumplido sin interrupción desde el milagro en la epidemia del cólera del año 1855.

Sin duda uno de los momentos más emotivos de la noche lo protagonizó el Coro de Campanilleros de la Virgen del Valle. Tras un año de ausencia por motivos personales, el grupo volvía a entonar las bellísimas coplas dedicadas a la Virgen. Justo después de la salida de la Patrona, se hacía un gran silencio en la Plaza de España cuando comenzaron a sonar los primeros acordes de los campanilleros. Prácticamente a tiempo real, se inundaban las redes sociales con los vídeos de los palmerinos allí congregados.

La procesión transcurrió con total normalidad por las calles engalanadas con alumbrados artísticos, macetas, banderas, cuadros y sobre todo con los corazones de los miles de palmerinos que estuvieron atentos al paso de la Virgen durante toda la noche.

Debido al retraso en la salida, también la recogida prevista para las 7 de la mañana se demoró hasta pasadas las 8, ya con luz del día. El próximo día 28 de agosto la Patrona de La Palma regresará a la Ermita del Valle con su habitual procesión de traslado que cada año recorre una zona determinada del municipio, llegando a todos los hogares palmerinos con una frecuencia de unos 7 años aproximadamente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *