Punta del Caimán se vuelca con la Virgen del Mar

Virgen del Mar Punta del CaimánUn año más, y como es tradicional, la procesión de Nuestra Señora del Mar ponía punto y final a las fiestas de la barriada isleña de Punta del Caimán. Unas fiestas que han venido celebrándose desde el pasado 18 de agosto cargadas de emotivos momentos y que se han convertido en una de las citas obligadas del calendario festivo isleño.

Acompañada por cientos de fieles y devotos y por la Banda de “Consolación” de Huelva,  la Santísima Virgen salía puntual de su Parroquia a las cuatro de la tarde portada por una cuadrilla de mujeres ‘mandadas’ por María Casado, hermana mayor de la Hermandad y a su vez presidenta de la Asociación de Vecinos “El Caimán” para dirigirse al Monumento al Marinero, lugar en el que como cada año se rindió homenaje a los hombres que perdieron su vida en la mar tras parar en numerosas ocasiones en lugares donde les esperaban sus fieles con ramos y flores; concretamente una de las paradas más emotivas se produce en su casa de Hermandad, en la Avenida Federico Silva Muñoz donde la Virgen recibe una gran ‘petalada’.

Posteriormente la comitiva seguía su camino hacia la Lonja Pesquera, no sin antes hacer su tradicional visita a la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores, lugar en el que cada año le cantan unas emotivas sevillanas.

Ya en el Puerto Pesquero la Imagen embarcaba en el “Abuela Mariana”, produciéndose así uno de los momentos más esperados de este recorrido procesional, para, seguidamente, recorrer y bendecir las aguas isleñas. Una vez realizada esta travesía, la Virgen desembarcó en la Playa del Cantil y continuó su procesionar por las calles de su barriada hasta bien entrada la madrugada.

La Virgen se recogía pasadas a las seis y media de la mañana dando comienzo a la tradicional subasta de cuadros y ramos y la puja de la Vara que en esta ocasión fue subastada por trece mil euros y con la que se quedó el matrimonio formado por Mercedes Rodríguez Sosa y Manuel de los Santos Martín, propietarios de la embarcación ‘Mercedes y Manuel’.

ENCUENTRO CON EL SIMPECADO DE LA HERMANDAD DEL ROCÍO DE ISLA
Procesión Mar 8Un año más, a las puertas de la Parroquia de Los Dolores de Isla Cristina, el Simpecado de la Hermandad del Rocío se posicionó para esperar a la Virgen del Mar que venía cargada por las mujeres de la Punta del Caimán. Y este año todavía más especial, si cabe, ya que a los pies deL Simpecado estaban las hermanas mayores, Ana y Esperanza, ambas muy devotas de la Virgen del Mar. Así que la emoción y el llanto estuvieron todo el tiempo a flor de piel ya que es difícil expresar en palabras ese momento de encuentro de las dos advocaciones de la Madre de Dios.
Después de escuchar una hermosa sevillana dedicada a las dos, a su unión, la procesión siguió su camino para embarcar a la Virgen y dar su paseo por la mar
Un año más un encuentro emocionante y hermoso entre dos hermandades que se quieren y entre dos imágenes que son muy queridas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *