Junta de Andalucía

Finaliza la reparación del tejado de la iglesia de San Jorge Mártir de Palos

Se han colocado varias estructuras, tanto en el interior como en el exterior del edificio, que garantizan su seguridad

Iglesia San Jorge Palos

Operarios municipales del Ayuntamiento de Palos de la Frontera están procediendo desde este jueves a la retirada de los andamios que se instalaron en la zona de la Puerta de los Novios tras finalizar las obras que tenían como objetivo el arreglo de los “graves desperfectos” de varias zonas del tejado de la Iglesia de San Jorge Mártir.

El consistorio palermo ha informado a través de una nota de prensa de que durante estos últimos meses se ha llevado a cabo una “importante labor para la conservación y puesta en valor del patrimonio local” del que forma parte la citada iglesia.

Tras percatarse de “algunas anomalías en diferentes puntos del tejado de la iglesia”, el ayuntamiento preparó un plan de actuación que consistía en la colocación de varias estructuras, tanto en el interior como en el exterior del edificio, que “garantizasen la seguridad de este así como la realización de un estudio en profundidad que desvelase el estado de la techumbre de la iglesia”.

Las primeras informaciones del estudio, realizado por expertos en la materia, revelaron que los tejados de la zona del sagrario y la nave izquierda de la iglesia presentaban “graves deficiencias que deben corregirse en el menor tiempo posible”.

Una vez conocidas las deficiencias, desde el Ayuntamiento de Palos comenzaron a “trabajar para subsanar la situación”. En una primera fase se procedió a la retirada de todas las piezas cerámicas de la zona del tejado del sagrario y a su posterior almacenamiento para su conservación, ya que una vez arreglado los problemas, “se colocarían de nuevo las piezas originales”.

A continuación se procedió al desmontado de la cubierta de las zonas afectadas y se eliminó el revestimiento de madera y de tableros de rasillones y ladrillos que componían los tejados, para sí poder retirar las vigas de madera que se encontraban en muy mal estado. El último paso antes de la instalación de las nuevas vigas, era el cajeado del muro sobre una base de hormigón.

En el tejado de la nave izquierda del edificio se colocaron 21 traviesas realizadas en madera con tratamiento contra xilófagos e insectos, ya que el techo de esta zona es visible desde el interior de la iglesia, “cuidándose así al máximo la estética del edificio”.

Sin embargo, en la zona del tejado del sagrario, al no ser observable, se colocaron varias vigas de hierro que sustituirían a las antiguas traviesas “gravemente deterioradas” por el paso del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *