Junta de Andalucía

Los seis refugiados sirios que llegaron a Huelva “se adaptan bien” tras su primer mes

Los seis refugiados sirios que llegaron a Huelva hace un mes, el pasado 26 de julio, se adaptan bien a sus nuevas condiciones de vida y están “muy contentos” a la vez que van aprendiendo cada vez más sobre el idioma y la cultura española. Dos de ellos ya están empadronados y el único menor de edad de este grupo, está ya inscrito en un colegio para iniciar las clases en el mes de septiembre.

Según ha señalado este viernes el responsable en Huelva de la Fundación Cepaim, Javier Pérez, en declaraciones a Europa Press, desde su llegada, la fundación ha realizado con ellos un trabajo “diario” que en este primer mes se ha centrado sobre todo en darles “clases de lengua española cada día” y “enseñarles la cultura española”, de ese modo, se ha hecho también un trabajo de reconocimiento del área en el que viven para que conozcan donde están enclaves básicos para la vida como el colegio o el centro de salud.

La Fundación Cepaim también ha acompañado a los refugiados a hacer todo el papeleo necesario y que va desde el empadronamiento, donde dos de ellos ya han conseguido el acogimiento municipal, hasta acudir a la Policía Nacional para completar los trámites del estatuto del refugiado.

Peréz ha comentado también que en el día a día se realiza un trabajo de apoyo psicosocial, donde se les escucha, “se les lanza mensajes de refuerzo positivo” y se les trata de “elevar la moral”. Para ello, también se han llevado a cabo algunas actividades lúdicas como pasar un día en la playa y otro en un parque.

El responsable de la Fundación Cepaim ha señalado que todo esto supone “un trabajo inmenso” ya que llegan “sin saber nada del país” por lo que los intercambios de experiencias son parte “fundamental” de su aprendizaje.

Javier Pérez ha querido destacar que el fin último de la Fundación Cepaim es el de “gestionar la diversidad” algo que se irá consiguiendo poco a poco. Uno de los objetivos primordiales será que los cinco adultos del grupo consigan un puesto de trabajo, una vez se hayan hecho con las herramientas fundamentales de convivencia como el idioma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *