Piden el derribo de un edificio inacabado en La Antilla desde hace 35 años

edificio en la antilla en ruinasUn grupo de vecinos de La Antilla (Lepe) ha constituido la plataforma ‘Demolición Ruina La Antilla‘ para exigir a las administraciones el derrumbe de un edificio inacabado situado en primera línea de playa y que genera “numerosos problemas de inseguridad e insalubridad”. El edificio cumple 35 años abandonado y ya se han producido “algunos desprendimientos” peligrosos para la ciudadanía además de ser un refugio, para “yonquis” y un punto de venta de drogas que ha generado “una gran alarma en la zona”.

Según ha explicado este viernes la portavoz de esta plataforma, María Rosa García, a Europa Press, actualmente el edificio pertenece al Estado después de que con la Ley de Costas el dominio de primera línea de playa pasase a manos de la Dirección General de Costas, por lo que el objetivo último de la demolición debe pasar por manos del Gobierno central.

Sin embargo, dada la peligrosidad que genera el edificio, tanto por su ocupación como por la inestabilidad del mismo, degradado por el tiempo y con la estructura abierta, han pedido también una serie de medidas de prevención que ya han solicitado al Ayuntamiento de Lepe –responsable del núcleo de La Antilla– y que éste está dispuesto a acometer.

La portavoz de la plataforma ha indicado que todos los años ha habido denuncias de por ser un lugar habitual para la venta de drogas y por ser usado por “yonquis” pero que, especialmente este año, “ha sido un problema extremo” que ha incluido también que entraran en las terrazas de otras casas, y que hubiera amenazas a algunos vecinos.

García también ha denunciado problemas de ratas, chinches, pulgas e insectos en general lo que ha coincidido con un desprendimiento en la zona de un trozo del edificio de más de un metro “que podía haber matado a cualquiera” al caer sobre la arena.

Por todo ello la plataforma se ha puesto manos a la obra para dar a conocer el problema y lo primero que han hecho es pintar un graffiti junto al edificio para informar de la situación a los bañistas y de los peligros que genera. Además han empezado dos campañas de recogidas de firma, una a través de las plataforma Change.org y otra en mano para presentar formalmente en el Ayuntamiento de Lepe.

Según han asegurado desde la plataforma los daños en el edificio son “muy graves” y entrevigados rotos que “se pueden romper con una pisada” por lo que “ante el peligro inmediato que esto genera” han pedido soluciones de emergencia al Ayuntamiento mientras se soluciona el problema del derribo.

Desde la plataforma han recordado que el objetivo final de las expropiaciones que se generaron mediante la Ley de Costas es de le regeneración de las arenas por lo que la demolición cumpliría con los propios objetivos de la Ley y acabaría con un grave problema de inseguridad y estético para la playa.

García también ha querido dejar claro que, la primera reacción del Ayuntamiento de Lepe ha sido “muy positiva con este problema” y que les han asegurado que “se van a ocupar de ello con rapidez” por lo que esperan que haya algunas actuaciones ya desde la semana que viene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *