Junta de Andalucía

IU pide la catalogación de una zona arqueológica en El Rompido

IU ha presentado una moción al Ayuntamiento de Cartaya para la inclusión de los yacimientos de El Rompido en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz.

En El Rompido se encuentra inscrito como Bien de Interés Cultural el Castillo de San Miguel, actualmente en el acceso de una instalación hotelera de dicha localidad. Durante la ejecución del proyecto hotelero se excavaron numerosos restos arqueológicos pertenecientes a un asentamiento romano relacionado con la fabricación de salazones, además de numerosos restos medievales. En el año 2007 se modificaron las normas subsidiarias vigentes en Cartaya, con motivo de la firma de una serie de convenios urbanísticos por el Ayuntamiento. Para dicha modificación se efectuaron trabajos arqueológicos superficiales que determinaron la existencia de al menos dos yacimientos cuya delimitación se incluyeron en la reforma urbanística del sector SUSC-1, si bien sin darle una protección específica.

Actualmente, con motivo de la ejecución de unas edificaciones en la parcela nº 10 del sector, en una promoción llamada “La Reserva”, se han efectuado trabajos arqueológicos donde se han localizado nuevos restos prehistóricos y romanos no detectados en los trabajos arqueológicos anteriores.

Estas evidencias demuestran el importante valor arqueológico de esta área de El Rompido. Para proteger este patrimonio, diversos especialistas han coincidido en la importancia de ampliar la extensión de la actividad arqueológica a áreas adyacentes, donde actualmente están previstos o en fase de ejecución proyectos urbanísticos de uso hotelero, plurifamiliar y comercial, ampliando en primera instancia el área catalogada y dotándola de una efectiva protección legal, de la que en la actualidad carece.

Para garantizarlo, IU ha solicitado la catalogación de toda la superficie del SUSC-1 como Zona Arqueológica, y que se inscriba en el Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz. La incoación de este expediente ocasionaría la anotación preventiva del bien en el Catálogo y la adopción inmediata de medidas de protección cautelar.

En la actualidad se contienen dos delimitaciones de yacimientos en las normas urbanísticas de Cartaya que se muestran insuficientes en su extensión propuesta a la luz de los nuevos hallazgos. Estos yacimientos carecen además de una protección efectiva al no formar parte del Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz, que es el único instrumento legal que dota de protección jurídica a los bienes arqueológicos.

Las nuevas actuaciones arqueológicas efectuadas recientemente, muestran que el patrimonio arqueológico existente es más extenso que los yacimientos hasta ahora delimitados, teniendo un ámbito cronológico mucho más amplio que el conocido hasta el momento.

IU considera que se debe proteger todo el patrimonio que pueda existir en la superficie destinada a su transformación urbana, efectuando los necesarios estudios arqueológicos. La única forma de garantizar estas medidas es protegiendo estas áreas promoviendo su inscripción en el Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *