Junta de Andalucía

Diputación colabora en la inclusión social de niños discapacitados en El Salvador

El proyecto de fortalecimiento pedagógico ha sido desarrollado en el terreno por la Asociación Entreculturas

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Diputación de Huelva, a través del servicio de Cooperación Internacional está colaborando en un proyecto social para favorecer la inclusión social de la población infantil y juvenil con discapacidades en el departamento de Usulután de El Salvador.

El proyecto, que ha sido ejecutado en el terreno por la Asociación Entreculturas, desarrollando herramientas para favorecer la inclusión social del colectivo. Las principales actividades para los niños han consistido en una propuesta educativa en las poblaciones donde viven, que les permita asistir a las escuelas locales.

Para ello se ha trabajado con los equipos docentes, con las familias y con las autoridades educativas salvadoreñas. En el caso de población juvenil, que ya tuvo que dejar la escuela, se ha trabajado en la transferencia de capacidades para que puedan lograr ingresos mediante iniciativas económicas, trabajando en este caso con asociaciones de desarrollo comunitario y de microempresas que les han apoyado, colaborando por primera vez con personas con discapacidad.

El proyecto, denominado ‘Fortalecimiento pedagógico-organizativo para la inclusión social de niños y jóvenes con discapacidades’ fue presentado por la Asociación Entreculturas a la convocatoria anual de subvenciones que realiza el Servicio de Cooperación Internacional de la Diputación Provincial de Huelva y se está desarrollado con éxito, permitiendo la visibilidad y escolarización de niños y niñas de aldeas del departamento de Usulután, en la costa del Pacífico.

El Salvador es un país centroamericano de unos 6,5 millones de habitantes. Aunque la educación nacional es en teoría obligatoria y gratuita para la infancia, la realidad es que aquellos que sufren algún tipo de discapacidad son excluidos y estigmatizados puesto que se considera que “no aprenden” o “¿para qué les va servir el estudio, si no pueden caminar?”, según explica la Asociación. La situación es especialmente grave en las zonas rurales, donde incluso los niños y niñas con capacidades normales pueden asistir muy poco a la escuela, ya que que tienen que trabajar para aportar ingresos a las familias, en un un contexto de pobreza donde el ingreso medio por familia está en torno a los 60 euros mensuales.

Hay que destacar las dificultades para su ejecución, teniendo en cuenta que El Salvador es uno de los países más violentos del mundo (tiene una media de 20 muertes violentas al día) y esta circunstancia obligó a extremar la seguridad de los equipos de trabajo locales en cuanto a horario de desplazamientos por las aldeas, además de la necesidad de ir siempre acompañados por promotores locales. Desde las comunidades beneficiarias se ha agradecido expresamente a la Diputación de Huelva y los habitantes de esta provincia su ayuda y solidaridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *