Un joven de Isla Cristina pide ayuda para curarse de una enfermedad rara

Emilio López Isla Cristina

Emilio López, joven isleño afectado por la ‘Fiebre Mediterránea Familiar’.

Emilio López, un joven de 20 años de Isla Cristina aunque residente en Pozo del Camino, ha solicitado ayuda económica, a través de las redes sociales, con el fin de ponerse en las manos de un especialista, que se encuentra en Barcelona, y poder curarse de una enfermedad por la que sufre episodios repetitivos de fiebre e inflamación, que con frecuencia afecta al revestimiento del abdomen, al tórax y a las articulaciones.

En declaraciones a Europa Press, el joven afectado por esta enfermedad, denominada ‘Fiebre Mediterránea Familiar’, ha precisado que lo está “pasando muy mal”, ya que no puede hacer “vida normal” y ha tenido que dejar sus estudios. De hecho, en estos momentos, camina con muletas porque la enfermedad le ha afectado a la cadera y no puede andar bien.

No obstante, se ha mostrado esperanzado en este especialista de Barcelona, que está estudiando su historial y que le dará cita en su consulta, según señala el joven, en las próximas semanas. La enfermedad es hereditaria, pero ninguno de sus progenitores la ha desarrollado.

“Llevo enfermo desde hace un año, he ido a médicos de Huelva, Sevilla y Madrid y ninguno ha detectado exactamente lo que me ocurre para curarme. Ahora la federación de afectados por esta enfermedad, que está en Valencia, me ha dado el contacto de este especialista, que es privado”, ha remarcado Emilio López.

Por ello, aunque aún no conoce los gastos que le supondrán las citas médicas, la estancia en Barcelona y el tratamiento, pero cree que “va a ser alto”, ha comenzado a solicitar ayuda económica, a través de las redes sociales, donde facilita el siguiente número de cuenta: ES02 2100 7147 3901 0016 8491 de la entidad Caixabank.

A su vez, el joven, muy activo socialmente en Pozo del Camino, esta misma semana comenzará a vender papeletas para una rifa y pide, a través de su Facebook, “el granito de arena de todos” para poder curarse “y llevar una vida como cualquier persona”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *