DESDE MI CABINA.
Una Alaya para Comas.
[Paco Morán]

(Foto: recreativohuelva.com)

(Foto: recreativohuelva.com)

No será una sorpresa. Uno ha perdido la capacidad de asombro desde que visiona a ex terroristas en las instituciones cobrando sueldos que le pagamos entre todos; incluso las víctimas que ingresan impuesto.

A partir de esa vomitiva visión, todo puede ocurrir en España.

Hasta sucederá que Comas impugne la Junta General para seguir boicoteando el proceso de placidez del Decano.

El día seis de octubre, el presunto delincuente y timador profesional, mandará a un notario al Nuevo Colombino para que levante acta de la celebración y consumar luego su impugnación. Y claro, será un juez el  que lo mande al carajo o le de la razón. Desgraciadamente aplicará la ley y no el sentido común.

Las leyes. Esas leyes que a veces nos repercuten tan injustamente en nuestra forma de verlas y dan la razón al delincuente.

Queda muy guay decir que todo el mundo tiene derecho a una defensa. Hasta los asesinos confesos merecen una sentencia justa. Guay incluso cuando confiesan y la policía lo pilla con el cuchillo en la mano y éstas ensangrentadas. Pero es igual, es guay.

O sea, que tenemos que tragar con todo por mucho que nos duela y quede demostrada las culpabilidades.

Sigo dándole mil vueltas  a la cabeza al pensar como este individuo todavía tiene argumentos judiciales para seguir dándole puñaladas al Decano. Por lo obrado hasta el día de hoy, y si aplicamos el sentido común, Comas debiera estar en la cárcel.

Ha triplicado la deuda de una entidad que se auspicia bajo el paraguas de un sentimiento, ha incumplido sistemáticamente con sus obligaciones de pagar Hacienda y Seguridad Social, ha causado daño moral y psicológico a unos empleados cuyas consecuencias originadas por Comas, los han llevado a embargos de entidades bancarias. Si se ha llevado o no dinero, no lo acuso porque no tengo pruebas. Y todo ello sin introducirnos en sus caóticas empresas llenas de deudas con la administración y trabajadores.

Si a este lo pillara la juez Alaya, el recreativismo respiraría tranquilo.

Pues es lo último que sabemos de lo que Comas está preparando para fastidiar el nombramiento de un nuevo presidente y consejo de administración.

¡Viva la Justicia!

One Response to DESDE MI CABINA.
Una Alaya para Comas.
[Paco Morán]

  1. Paco, D. Paco, está Vd. incitando a la desobediencia judicial?. A pesar de los pesares la justicia está ahí para todos. De todas formas le diré que no solo este Sr. Comas tiene la culpa de lo que le pasa al Recreativo de Huelva, “sus amigos” de Huelva Deporte amparados por el Sr. Pedro Rodri, ex-alcalde de Huelva, tienen mucho que decir en ésto. ¿Por qué se le malvendió a este Sr.? ¿Qué ocultos “acuerdos” hubo entre ellos?. Por supuesto, los onubenses ya pagamos una vez por salvar al Recre. Lo malvendieron y ahora quieren volvamos a pagar nuevamente. Lógicamente ésto a Vd. no le gusta, prefiere cargar las tintas sobre el Sr. Comas, que como cualquier otro ciudadano está en su derecho de ejercer las medidas legales que estimen pertinentes, aunque no nos gusten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *