El Plan Estratégico busca la coordinación y potenciar la imagen de empresas

El Plan Estratégico de la provincia de Huelva, una iniciativa que lidera la Diputación, junto a la Universidad, la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento y los Grupos de Desarrollo Rural, con el fin de establecer cuáles son las prioridades para los próximos años y las inversiones necesarias para seguir avanzando en diversos campos como el económico, el social o el medioambiental, se encuentra inmerso en una primera fase de diagnóstico del territorio y ha analizado la situación con cinco sectores productivos en cinco espacios, denominados encuentros de participación.

Estos encuentros han estado dedicados a la pesca y acuicultura, berries, minería, ganadería y agricultura mediterránea y entre las conclusiones alcanzadas en esta primera fase del plan destacan la coordinación y cooperación en el territorio, la diversificación y la necesidad de potenciar imagen de las empresas, según han informado a Europa Press desde la Diputación Provincial.

En los mismos se han expuesto 13 interesantes ponencias y se han conocido diferentes casos de éxito de empresas referentes en sus diferentes sectores, como ha sido el caso de Oleoestepa S.C.A o la mina gallega de As Ponte.

Por otro lado, se ha contado con la participación de más de 300 personas asistentes a los mismos, entre profesionales, empresarios, representantes de las administraciones y de la Universidad, que han llevado a cabo un intenso debate exponiendo sus puntos de vista sobre la realidad de los diferentes ámbitos y respondiendo a unos cuestionarios que servirán también de herramientas para realizar el análisis.

El Plan Estratégico, que cuenta también con la participación del resto de instituciones públicas, de los agentes sociales y económicos, del conocimiento y de la sociedad civil, está enfocada a Europa, ya que el nuevo marco financiero de la Unión Europea pone a disposición de los países miembros para el periodo 2014-2020 un presupuesto importante y la planificación supone una oportunidad para la captación de recursos que permitan poner en marcha proyectos y generar riqueza y empleo.

La participación marcará las distintas fases del Plan Estratégico, como el diagnóstico del territorio, la determinación de objetivos, la selección de líneas estratégicas, el plan de acción, la definición del presupuesto, la gobernanza y los mecanismos de seguimiento y control. En estos momentos, el plan se encuentra en la fase de diagnóstico, que consiste en analizar los sectores productivos, para así conocer la situación de partida de los territorios de la provincia.

Se trata de un análisis que se realiza a través de una serie de jornadas, denominadas encuentros de participación que, a modo de mesa sectorial, analizan cada sector productivo.

Tras estas jornadas se ha realizado un informe sobre las conclusiones de algunos de los espacios y se ha ido enviando a los participantes y, de igual modo, se han hecho públicas a través de las redes sociales, para que el resto de la sociedad de la provincia las conozca y pueda también opinar, garantizándose así en mayor medida la participación.

SECTOR PESQUERO

Concretamente, los profesionales del sector pesquero han señalado, entre otras cuestiones, que es importante la coordinación y cooperación en el territorio, entre las administraciones y el sector y han reclamado que los Grupos de Desarrollo ejerzan de dinamizadores de proyectos generadores de riqueza y empleo.

A su vez, se puso el acento en la necesidad de promover el papel de las lonjas y de llevar a cabo mejoras en sus infraestructuras; se insistió en que había que conseguir la sostenibilidad, entre otras cosas, evitando las explotaciones ilegales y en el interés de elaborar un Plan de Gestión del Marisqueo, que defina quién puede mariscar, cuándo y dónde, así como los procedimientos a seguir.

Asimismo, se apuntó a las posibilidades de arbitrar soluciones para permitir el suministro continuado en el tiempo de coquinas, dada su consideración de producto estrella, muy valorado por los consumidores, y se ahondó en las oportunidades que supone buscar las sinergias con otros sectores, como el del turismo o las grandes marcas de productos de la provincia, el jamón de Jabugo o el vino del Condado, entre otras, especialmente, de cara a la promoción.

FRUTOS ROJOS

Algunas de las conclusiones que se desprenden del encuentro de los berries son que, según los profesionales, nos encontramos con que las empresas onubenses están muy concentradas territorialmente, lo que puede facilitar la coordinación pero existe un problema de organización y coordinación que impide aunar esfuerzos y promover sinergias y economías de escala. A su vez, se hizo hincapié en la necesidad de acceso al agua para aquello territorios que se encuentran condicionados en este sentido, cuestión que afecta directamente a su desarrollo.

Se remarcó, además, que es importante promover la diversificación con cultivos nuevos para contrarrestar la estacionalidad y buscar dar un salto cualitativo mediante actividades de transformación que aporten valor a la producción. Se reforzó también la necesidad de potenciar la imagen de la fresa como producto estrella de la provincia y consideraron oportuno promover certificados de marcas de calidad, entre otras acciones.

MINERÍA

Por su parte, tras el encuentro de minería se llegó a la conclusión de que las empresas mineras pueden ayudar a otras ubicadas de las comarcas a gestionar problemas de acceso a mercados lejanos y a la gestión de sus organizaciones.

También se expuso que, como había ocurrido en el caso de As Ponte que se mostró como buena práctica, un buen proyecto de rehabilitación tras el final de los procesos de extracción, puede mejorar las condiciones ambientales previas por la generar la posibilidad de crear un mayor número de hábitats o nichos ecológicos que los preexistentes, destacándose que la sensibilización creciente respecto a la responsabilidad social de las minas en nuestra provincia y la economía circular, las hace más sostenibles.

Se señaló, además, que la apuesta por el desarrollo territorial sostenible, si se aprovechan las oportunidades que la mina genera, debe conseguir que las comarcas sean autosuficientes a largo plazo, sin depender de ellas y que es importante fomentar la creación de empleo indirecto, no vinculado necesariamente a la actividad minera, para tratar de promover que el impacto socioeconómico positivo se mantenga a largo plazo.

Entre las fortalezas del sector se destacó la apuesta de la administración andaluza por el desarrollo de la minería y el muy alto nivel de inversión e investigación y el liderazgo de Andalucía con el 80-90 por ciento de la producción nacional.

GANADERÍA Y AGRICULTURA

Durante el encuentro de participación de ganadería se incidió en la importancia del maridaje de los diferentes productos de la provincia como estrategia comercial y de posicionamiento, además de una mayor integración de la industria en este sector, ello unido a la necesidad de mejorar las instalaciones.

Por último, en cuanto a las ideas aportadas en el encuentro de agricultura mediterránea, se destacó como una oportunidad para el sector la presencia de industrias auxiliares en el territorio, ya que se considera como una posibilidad para reducir costes y tiempo y la necesidad de incentivar la creación de cooperativas que agrupen a los productores, además de ayudar a favorecer la reconversión de los sectores estratégicos menos competitivos. Además, se puso el acento en la necesidad de buscar cauces para los accesos a los recursos hídricos y desarrollar una agricultura respetuosa con el Medio Ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *