Opinión: Los bomberos llegan con retraso a un accidente en Manzanilla

(Texto: Sindicado Andaluz de Bomberos)   Son innumerables las ocasiones, en las que la plantilla de bomberos denuncia la larga distancia existente, entre el parque de bomberos de Almonte (parque de referencia para la zona) y la zona de Paterna, Escacena o Manzanilla.

La insistencia de los bomberos cobra fuerza una vez más, ya que durante el pasado 3 de septiembre un vehículo se salió de la vía empotrándose contra un muro en la carretera A 472 en las inmediaciones de Manzanilla. No tenemos datos sobre cuantos minutos tardaron los bomberos en llegar, peros si sabemos que el viaje de retorno duro casi 40 minutos dándose la circunstancia favorable de la ausencia de tráfico a esas horas.

Otro dato que si podemos aportar es que la Guardia Civil y los efectivos sanitarios llegaron con bastante antelación con respecto a los bomberos, pues cuando estos hicieron acto de presencia, el accidentado ya estaba montado en la ambulancia recibiendo las primeras atenciones. También podemos decir que a diferencia de lo que proclama el presidente del Consorcio y a la par Alcalde de Manzanilla, para tranquilizar a sus convecinos, los bomberos de Sanlúcar la Mayor no acudieron a ese siniestro, por lo que se confirma que a diferencia del discurso del Alcalde, Manzanilla y sus inmediaciones solo recibe cobertura del Consorcio de Bomberos de Huelva.

En todo accidente de tráfico grave debemos destacar la importancia de una correcta movilización de las victimas politraumatizadas, que al cabo, resulta la única garantía de no agravar las posibles lesiones medulares u óseas que pudieran existir. Nos detallan desde la plantilla, que para poder llevar a efecto una movilización segura en un contexto como ese, se hace imprescindible separar y cortar las partes deformadas del vehículo siniestrado, para no agravar las lesiones existentes.

Siguiendo en esa línea también nos aseguran que para no perder posibilidades de supervivencia en este tipo de víctimas, es fundamental que el paciente empiece a recibir asistencia médica de forma temprana, es decir los primeros minutos, en lo que se denomina la “hora de oro” para lo cual resulta imprescindible la presencia del equipo médico, pero también de los bomberos que son los que posibilitaran el correcto acceso a las víctimas y su posterior extracción.

Desde la plantilla lamentan que con la disposición actual de los parques a lo largo de la provincia, las victimas por este tipo de siniestro en la zona del condado occidental nunca podrán recibir la asistencia necesaria en las mismas condiciones que los habitantes de otras zonas de la provincia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *